pectoral

(redireccionado de pectorales)
También se encuentra en: Sinónimos.

pectoral

(Del lat. pectoralis.)
1. adj. ANATOMÍA Del pecho tiene una lesión en la cavidad pectoral; desarrolla los músculos pectorales.
2. adj./ s. m. Que es útil y provechoso para el pecho.
3. MEDICINA Se aplica al medicamento que combate la tos le han recetado un jarabe pectoral.
4. ANATOMÍA Se refiere a cada uno de los dos músculos que están situados en la parte anterior y lateral del tórax.
5. s. m. RELIGIÓN Cruz que llevan sobre el pecho los obispos y otros prelados.
6. RELIGIÓN Ornamento sagrado que lleva sobre el pecho elsumo sacerdote en la ley antigua. racional

pectoral

 
adj. Relativo al pecho.
adj.-m. Útil y provechoso para el pecho.
Número que el deportista lleva en la parte delantera de la camiseta.
anat. Nombre de dos músculos de la parte anterior y superior del tórax.
m. b. art. Joya en forma de placa cuadrangular utilizada para sujetar la capa sobre el pecho.
catol. Cruz que por insignia pontifical traen sobre el pecho los obispos y otros prelados.

pectoral

(pekto'ɾal)
abreviación
1. que está relacionado con el pecho en tanto que parte del cuerpo Recibió un codazo en la región pectoral mientras jugaba al básquet.
2. medicamento que alivia la tos y las molestias del pecho un jarabe pectoral
3. anatomía músculo que está situado en la parte delantera del pecho Sufrió una lesión en su músculo pectoral derecho.
Sinónimos

pectoral

sustantivo masculino
(deportes) dorsal*.
Traducciones

pectoral

pettorale

pectoral

Pectoralis

pectoral

θωρακικά

pectoral

A. ADJ (Anat) → pectoral
pastillas pectoralescough drops
B. SM
1. (Rel) → pectoral cross
2. pectorales (Anat) → pectorals

pectoral

adj pectoral
Ejemplos ?
Durante diez minutos el pescador de vigas, los tendones del cuello duros y los pectorales como piedra, hizo lo que jamás volverá a hacer nadie para salir de la canal en una creciente, con una viga a remolque.
Insensato es en efecto, mi Lucilio, y poco digno de un hombre instruido, ocuparse en ejercitar los bíceps, en estirar la cerviz y fortificar los pectorales: cuando contento de ti mismo hayas terminado de engrasarte y dilatar tus músculos, no habrás igualado ni el vigor ni la corpulencia de un buey gordo.
Acerca de este ejemplar social y humano, y de su papel histórico y su psicología, se ha debatido bastante, y se han escrito numerosas obras, ya sea para enaltecerlo o dos pectorales Hispano
En promedio los machos miden 4,5 m y pesan 1600 kg, mientras las hembras miden 4 m y pesan 1.000 kg, existiendo un dimorfismo sexual moderado. Las aletas pectorales miden de 30 a 40 cm y la aleta caudal mide entre 1 y 1,2 m de envergadura.
El vientre es siempre más claro; la línea de separación no está muy bien definida, pero es visible. Las hembras poseen cinco pares de mamas, dos pectorales y tres inguinales.
La cara, el cuello y el tórax están bien acabados; tiene la boca cerrada y los labios abultados; la manzana de Adán claramente modelada, los músculos pectorales y de los brazos correctamente reproducidos.
El cuello es muy largo y recio. Los músculos pectorales son potentes. Tiene brazos carnosos y fortachones, rectos, tensos hacia abajo, y apoya las palmas de sus manos en la superficie del bloque sobre el cual se asienta.
Arrendaron un vasto almacén en la calle de Bodegones, adornando una de las vidrieras con pectorales y cruces de brillantes, cálices de oro con incrustaciones de piedras preciosas, anillos, arracadas y otras prendas de rubí, ópalos, zafiros, perlas y esmeraldas.
Insensibles al tórrido sol los broncíneos cuerpos sudorosos, apenas cubiertos por unos mugrientos pantalones remangados a los muslos, alternativamente afincan en el limo del cauce largas palancas cuyos cabos superiores sujetan contra los duros cojinetes de los robustos pectorales y encorvados por el esfuerzo le dan impulso a la embarcación, pasándosela bajo los pies de proa a popa, con pausados pasos laboriosos, como si marcharan por ella.
Tras los cálices vinieron cruces y pectorales de brillantes, cadena de oro, anillos, alhajas para la Virgen de no sé qué advocación y regalos para las monjitas de Huamanga.
Estaban con la cabeza al descubierto, y sus camisas de textura gruesa estaban arremangadas por encima del codo y abiertas en el pecho, mostrando poderosos brazos y pectorales.
Las orejas insólitamente pequeñas, pero de forma corriente. Robusto el cuello y bien desarrollados los músculos pectorales. Macizos y bien cortados los hombros y los brazos, aunque estos no bastante separados de los cortados.