pectíneo

(redireccionado de pectínea)

pectíneo, a

(Derivado del lat. pecten, -inis , peine.)
1. adj. Que tiene forma de peine.
2. s. m. ANATOMÍA Músculo del muslo que hace girar el fémur.

pectíneo, -a

 
adj. Pectinado.
adj.-m. anat. Díc. del músculo del muslo, situado en la parte interior e interna.
Ejemplos ?
Las inserciones superiores u origen traza una línea levemente horizontal, desde la espina púbica, pasando por la cresta pectínea y el ligamento pectíneo que se encuentra por encima de la cresta, luego el labio anterior del surco obturador y en la cara profunda de la fascia que cubre a ese músculo.
La inserción inferior se realiza en la línea de trifurcación media de la línea áspera del fémur, por debajo del trocánter menor, en la denominada línea pectínea del fémur.
La membrana mucosa que haya sufrido un prolapso, se levanta por encima de la línea pectínea donde se coloca con suturas (hemorroidopexia).
La zona columnaris es la mitad superior y está revestida por epitelio columnar simple. La mitad inferior del canal anal, debajo de la línea pectínea, es dividida en dos zonas separadas por la línea blanca de Hilton.
Image:Gray1228.png Corte sagital de la pelvis masculina. Image:Gray1230.png Corte sagital de la pelvis femenina. Columnas anales Senos anales Válvulas anales Ano Línea pectínea
Por encima del límite superior del canal anal (línea pectínea) existe una zona de transición en el recto de unos 6 a 12 mm, en la que el epitelio escamoso pasa a ser epitelio cilíndrico columnar de una forma progresiva.
Hay divergencia de opiniones entre los anatomistas respecto a cuáles son los límites anatómicos del ano, pero en general se consideran los siguientes:; Por arriba: el límite es una línea circular, la línea anorrectal, línea dentada o línea pectínea, irregularmente sinuosa, que pasa por el borde de las válvulas semilunares del recto.
Las hemorroides patológicas se dividen en internas, si se encuentran por arriba de la línea pectínea o dentada del conducto anal, y externas las que se encuentran distales o por abajo de la línea dentada.
Mediante el tacto rectal se pueden palpar el 20% de los carcinomas colorrectales y valorar su grado de fijación al tejido vecino. El tacto rectal puede llegar casi 8 cm por encima de la línea pectínea.
En el caso de cáncer de recto es necesario observarlo con un sigmoidoscopio rígido, tomar una biopsia adecuada, predecir el riesgo de obstrucción y medir cuidadosamente la distancia desde el borde distal del tumor hasta la línea pectínea.
Este tipo de operación se realiza por encima de la línea pectínea, un punto donde convergen sólo terminaciones nerviosas viscerales.
Con la ayuda de un proctoscopio, las arterias hemorroidales se ligan con suturas (por encima de la línea pectínea) para disminuir el flujo sanguíneo a las hemorroides.