pechazo

pechazo

s. m. Amér. Merid. coloquial Acción de pedir dinero o dar un sablazo a una persona.
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.

pechazo

(pe'ʧaθo)
sustantivo masculino
pedido de dinero que se hace sin intención de devolverlo Le sacó a su padre cien dólares de un pechazo.
Kernerman English Multilingual Dictionary © 2006-2013 K Dictionaries Ltd.
Traducciones

pechazo

SM (LAm)
1. (= empujón) → push, shove
2. [de dinero] → touch (for a loan)
Collins Spanish Dictionary - Complete and Unabridged 8th Edition 2005 © William Collins Sons & Co. Ltd. 1971, 1988 © HarperCollins Publishers 1992, 1993, 1996, 1997, 2000, 2003, 2005
Ejemplos ?
Después lo he sabido. El pezón negruzco del pechazo henchido no mancha los labios de los angelitos. Es moreno y tosco, ¡pero está tan tibio!...
De la cintura para arriba parecía una maceta de flores... ¡Qué pechazo!, ¡qué hombros!, ¡qué garganta!, ¡qué cabeza!... Y de la cintura para abajo, ¡qué caderas!, ¡qué andar!, ¡qué pisada!, ¡qué meneo!
"Truco" no veía cosas, sino gamas, detalló tonos, salpicó de flores el yuyal y de cambiantes verdes el arroyo. En aquellos parajes, el viejo, borracho de color y de ginebra, pasó la mocedad cribando pumas que lo araban en el pechazo.
Parecen el bronce y el mármol unidos. Me da mucha pena que aquel hociquillo tan tierno, tan puro, tan fresco, tan rico, toque el pezón negro del pechazo henchido.
¡Tan tibia y tan pura derrama en hilillos la leche purísima del pechazo henchido, que ¡pobre de aquella flor blanca de espino sin ese venero de vida tan rico!
El zaíno fue hijo del padrillo inglés Biomydrin (ganador del Ormonde Stakes Gr.3 y segundo en la Ascot Gold Cup Gr.1) y la argentina Missing Moon (ésta a su vez hija del argentino Pechazo).
Fue mañero cuando el físico lo iba abandonando, gustaba del pechazo matemático y de la búsqueda en el córner de la pelota apelando siempre a algún recurso de viveza inusitada.
Cuando en el personaje Francisco Real da un pechazo y atropella a los gritos la puerta del prostíbulo, Borges, el relator, que está de espaldas a la puerta, al verlo exclama “el hombre era parecido a la voz”.