pecador

(redireccionado de pecadoras)
También se encuentra en: Sinónimos.

pecador, a

adj./ s. RELIGIÓN Se aplica a la persona que peca o puede pecar el pecador se confesó al sacerdote.

pecador, -ra

 
adj.-s. Que peca o puede pecar.
f. fam.Ramera.

pecador, -ra

(peka'ðoɾ, -ɾa)
abreviación
que ha cometido un acto en contra de la voluntad de Dios Todos somos pecadores.
Sinónimos

pecador

, pecadora
adjetivo y sustantivo
relapso, reincidente, contumaz, impenitente.
Relapso o reincidente es el que reincide en el pecado; contumaz o impenitente, el que no se arrepiente.
Traducciones

pecador

pécheur

pecador

sinful, sinner

pecador

peccatore

pecador

Sünder

pecador

pecador

pecador

罪人

pecador

罪人

pecador

죄인

pecador

A. ADJsinful
B. SM/Fsinner
Ejemplos ?
De esta manera atacaba el poder secular de la Iglesia y, por tanto, sus posesiones y riquezas terrenales, que no son justificables por la Biblia. Partiendo de esta premisa, a los señores seculares les está permitido sustraer los bienes a las iglesias pecadoras.
Exhorta a revelar a pecadoras que prostituyen a sus hijas, abortivas, asesinas de sus hijos recién nacidos, entre otros crímenes de lujuria.
Muchas tienen relación con el fetichismo de adolescentes o temática asiática, como "School Bus Girls 4" (Chicas de autobús escolar 4) y "Baby Doll Cheerleaders" (muñecas animadoras), y "Me So Asian" (yo muy asiática) y "Sinful Asians 4" (asiáticas pecadoras 4).
Se dedicaba a desgarrar las almas pecadoras que iban al infierno a través de las aguas del río, mientras que las almas no pecadoras lo cruzaban cómodamente a través de un puente.
En 1609 el Parlamento de Burdeos envió al País Vasco Francés al siniestro inquisidor Pierre de Lancre, dicho inquisidor mando a la muerte a cientos de personas. De Lancre describió a los vascos como personas embrujadas y pecadoras, desconocedoras de la existencia de Dios.
El que murió de amor (1945) Bartolo toca la flauta (1945) Adulterio (1945) (Adultery) Casa de mujeres (1942) (La Historia de siete pecadoras) Drunter und drüber (1939) Rheinische Brautfahrt (1939) Es leuchten die Sterne (1938) (The Stars Shine) Der Mann, der nicht nein segen kann (1938) Frau kommt in die Tropen (1938) Inkognito (1936) (Incognito) Das Hermännchen (1936) Rosen und Liebe (1936) Stradivari (1935) Sie und die Drei (1935) (She and the Three) Lärm um Weidemann (1935) Peter, Paul und Nanette (1935) Eine Seefahrt, die ist lustig (1935) (A Merry Sea Trip) Spiel mit dem Feuer (1934) (Playing with Fire) Die Abschieds-Symphonie (1934) Frau Eva wird mondain!
Los sacerdotes fueron convertidos en piedras y las sacerdotisas introducidas en profundos calabozos y mazmorras, en donde lloran eternamente por sus pecados. Así las aguas que salen de la gruta son las lágrimas de las pecadoras y las estalagmitas son los sacerdotes.
Otros indican que las sirenas fueron pecadoras que de alguna forma lograrón sobrevivir al diluvio, pero afirman que Dios no crea seres parte humano y parte animal.
Mi novia ya no es Virginia (1993) De naco a millonario (1992) Lola la trailera 3 (1991) Dos cuates a todo dar (1990) El semental (1990) El mofles en Acapulco (1990) El inocente y las pecadoras (1990) Desafiando a la muerte (Agentes federales) (1990) El garañón (1989) El rey de las ficheras (1989) Buscando la muerte (1989) (como María Cardinal) En un motel nadie duerme (1989) La guerrera vengadora (1988) Dos machos que ládran no muerden (1988) Los albureros (1988)....
Dentro, pues, del teatro popular de finales del siglo XVII y principios del XVIII, se adentró en los géneros más aclamados por el público de entonces: la comedia de santos, o más concretamente, de santas pecadoras, con Princesa, ramera y mártir, Santa Afra (1735), pieza que, como otras de Vicente Camacho (Ramera de Fenicia y feliz samaritana, Santa Eudoxia (1740) y Andrés Antonio Sánchez de Villamayor (La mujer fuerte, asombro de los desiertos, penitente y admirable Santa María Egipcíaca, 1728), atendía más a lo espectacular y, por consiguiente, a la deformación consciente de las historias pías, que a asuntos de devoción, lo cual suscitó la censura de los moralistas, entre ellos Gaspar Díaz en su célebre Consulta Teológica.
per tre carogne e sette peccatrici es una película italiana de 1972 que traducido al español sería "Una monja... para tres soplones y siete pecadoras".
Los boleros despechados y adoloridos de María Luisa Landín son la esencia misma del cabaré, ese sitio de perdición y pecado, recreado o inventado por el cine mexicano, un abigarrado microcosmos de atmósfera sórdida y pecaminosa, donde tenían lugar los melodramas más insólitos, sitios donde se desbordaban las pasiones, donde las aventureras, pecadoras y pervertidas desbordaban su erotismo pero mantenían milagrosamente incólumes su virtud y pureza.