patos

Búsquedas relacionadas con patos: patois
Traducciones

patos

patos
Ejemplos ?
La anciana no llevaba zuecos; se había puesto medias en honor de los distinguidos visitantes. Las gallinas cloqueaban, y el gallo cacareaba, y los patos anadeaban con su «rap, rap» camino del agua.
Había pavos reales, codornices, chachalacas, patos, cisnes y tantas aves que ya imaginaba un buen trozo asado a las brasas de alguna de ellas.
Ya oirás nuestros coros esta noche. Nos colocamos en el antiguo estanque de los patos junto a la alquería y en cuanto aparece la luna empezamos.
En todos lados tiene habitaciones para huéspedes; las cluecas viven independientes, las gallinas con sus polluelos, también, y los patos tienen una salida especial al agua.
Los saltos que daban los orejones roedores, lo llenaban de carcajadas y orgullo. Y tampoco los patos, los cisnes, los flamencos y las garzas escapaban a sus molestas bromas.
Los que se perciben no perturban: bajo diapasón de patos silvestres, tertulias de gallaretas, aleteos entre el ramaje, y el armonioso acento del zorzal, que se alza como un himno a las estrellas, vibrante en los aires, llena de dulce encanto los ribazos sombríos.
Huertos mal cerrados por paredillas transparentes de piedras toscas y desiguales, contiguas a las casitas; anchos retales de braña verde, un poco más lejos, donde picotean patos y gallinas y hozan puercos de recría; alguna cabra en la sierra que asciende poco a poco hacia el Sur, lo bastante para que desde la barriada no se vea, por aquel lado, otra porción de mundo que la comprendida entre la loma y el mar.
-Pero aquí vienen algunos senadores de consejo que pueden dártelos buenos. Un grupo de patos avanzaba balanceándose de un lado a otro, y manifestando con su grito nasal una satisfacción íntima y sincera.
Allí se encontraban muy tranquilos bajo el nombre de AZTECAS y gozaban de mucha cantidad de patos de todo género, de garzas, de gaviotas, de flamencos, de codornices, de guajolotes y cisnes.
Hablaban de una catástrofe, de la pérdida de un vapor en que iban gente conocida, de fiesta y broma, a una cacería de patos en el río...
Los patos machos y hembras que de estos huevos salieron, y más tarde sus hijuelos, fueron llamados también portugueses; esto constituía su nobleza.
Luego se empezó a llenar de peces y cientos de aves acudieron a beber en el transparente espejo de las aguas. Allí nadaban los patos con sus plumajes verdosos y tornasolados.