patarata

patarata

1. s. f. Cosa ridícula y sin valor se gasta mucho dinero en pataratas. fruslería
2. Muestra exagerada y ridícula de cariño y atención hacia una persona déjate de pataratas, que no cederé en mis palabras . pamplina
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.

patarata

 
f. Cosa ridícula y despreciable.
Expresión afectada y ridícula de un sentimiento o exceso en cortesía.
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.
Traducciones

patarata

(anticuado) SF
1. (= afectación) → gush, affectation; (= aspaviento) → emotional fuss, excessive show of feeling
2. (= disparate) → silly thing; (= bagatela) → triviality
pataratasnonsense sing, tomfoolery sing
Collins Spanish Dictionary - Complete and Unabridged 8th Edition 2005 © William Collins Sons & Co. Ltd. 1971, 1988 © HarperCollins Publishers 1992, 1993, 1996, 1997, 2000, 2003, 2005
Ejemplos ?
La llegada de españoles y portugueses en busca de minas para explotar hicieron que empezaran a surgir pequeñas asentamientos de mineros; la zona donde se fundaría el pueblo estaba habitada por pueblos incas distribuidos en Ayllus; Andaymarca (Ayllu Grande) funcionaba como capital situada entre los ríos Huaychaca y Patarata y en las faldas del cerro Quilla Irca (después llamado Cerro San Cristóbal).
Jiizguese por estos fragmentos: Conociendo que este mundo es todo una patarata...
Gracias a “La Venada” Alatorre, Ignacio “E Calavera” Ávila, Tomás “El Poeta” Lozano, Lorenzo “La Yegua” Camarena, “E Patarata” Hernández y “El Moco” Hilario López, la influencia del estilo tapatío en el fútbol de la Ciudad de México se hace más evidente.
¡Qué vida, amigas mías, qué vida!, eso es gloria y lo demás patarata.» Y así explicándose, toma su sombrero y parte a la plazuela de Santa Ana a pasarse por la fonda de Próspero,; pero no a comer con tal compañía, sino a mirar por los alumbrados que dan la calle si hay en las salas de comer algunos de los citados, a quienes mira y escucha desde fuera para poder mañana contar con quién comió ayer.
Cualquier chisme o patarata lo cuentan por novedad y para no hablar verdad tienen gracia gratis data: todo hombre en lo que relata miente o a mentir aspira; mas esto ya no me admira, porque digo siempre: ¡Alerta!
Trescientos hombres entre frailes, novicios, legos, devotos y demás muchitanga que en esos tiempos habitaba claustros, se encaminaron en tropel a la celda del comisario y pegaron fuego a las puertas, gritando desaforadamente: ::«¡Juez de patarata, ::quémate como rata!
De estos y otros mil primores nos vemos privados en el dia tan solo por la patarata de no poder resuscitar en cuerpo y alma á los PP.