pataleo

pataleo

1. s. m. Acción y resultado de patalear cogió un pataleo porque no le dejaron salir.
2. Ruido hecho con las patas o los pies tanto pataleo me da dolor de cabeza.
3. derecho al pataleo coloquial Actitud de protesta que adopta o puede adoptar el que se siente defraudado en sus derechos, cuando ya no le queda ningún otro medio de manifestar su disconformidad.

pataleo

 
m. Acción de patalear.
Ruido hecho con las patas o con los pies.
Traducciones

pataleo

scalpitio

pataleo

SM
1. (en el suelo) → stamping
2. (en el aire) → kicking
3. (= protesta) → protest; (= follón) → scene, fuss
derecho al pataleoright to protest
tener derecho al pataleoto have the right to complain
Ejemplos ?
Entonces el jinete se montaba y se retiraba la tapadera de los ojos, comenzaba el brinco y pataleo del Bronco para quitarse de encima al jinete; éste tenía que permanecer el mayor tiempo posible montado para evitar que el animal fuera indócil para el trabajo posterior requerido.
(Editorial Lengua de Trapo) Alguien se va lamiendo todo (1990). El derecho al pataleo de los ahorcados (1997). (Editorial Lengua de Trapo) De modo que esto es la muerte (2002).
En un aspecto más mafioso, las claques también fueron usadas como forma de extorsión; los cantantes eran contactados por el chef de claque antes de su debut para hacerle pagar cierta cantidad y bajo la amenaza de ser silbado y víctima de un pataleo.
Convencido de la inutilidad de mis esfuerzos, iba, sin embargo, a ejercer el derecho del pataleo, protestando nuevamente, cuando una idea genial me cruzó por la imaginación.
Alex Zapata en la revista digital Pensamiento Crítico, comentó que Además señaló que la banda «se convirtió en la voz de la generación hija de la dictadura, significaron un grito rebelde, más visceral, emotivo, que planificado; el canal de difusión de la juventud que sentía acatarrada y atada de manos en un pataleo que iba contra todo lo que significara poder, sistema establecido o stablishmen, pero dándole énfasis en su ataque más a los individuos o grupos que al régimen en sí».
En su primer trabajo discográfico imponen éxitos como "La creciente" de Hernando Marín, "Momentos de Amor" de Fernando Meneses, "Eterno Enamorado" de Edilberto Daza, "El pataleo" de Poncho Cotes Jr.
Hay diferentes diseños y durezas de la pala que favorecen la velocidad (para buceo libre en apnea), o la potencia (para buceo autónomo), del pataleo bajo el agua.
Hay, señores Delegados, un solo lugar donde los pequeños tienen derecho al «pataleo», y es aquí, donde cada voto es un voto, y donde eso hay que votarlo, y pueden los pequeños -si están en actitud de hacerlo- contar con el voto militante de Cuba en contra de la medida de los «siete», que es «esterilizante», «purificante» y destinada a canalizar el crédito, con disfraces técnicos por caminos diferentes.
Despertéme al amanecer con los nervios vibrantes, cual si hubiese pasado la noche en un invernadero, entre plantas exóticas, de aromas raros, afroditas y penetrantes. Sobre mi cabeza sonaban voces confusas y blando pataleo de pies descalzos, todo ello acompañado de mucho chapoteo y trajín.
Y como la vieja se lanzase fuera del excave para replicar furiosa, se oyó un estrépito sordo, apagado; se alzó una nube de polvo rojo, y en seguida, un silencio siniestro, interrumpido por el rodar de los últimos terrones que caían de lo alto. De pronto, un escarabajeo, un pataleo, un trajín de fiera soterrada y que violenta las paredes de su entierro.
No he dicho restos mortales, porque no tengo noticias de que su excelencia pudiera dejarlos inmortales, y, por consiguiente, sobra el término diferencial; llegó la hora; el momento supremo; la salida del cadáver; los carruajes de los invitados no cabían en la espaciosa calle; a la mitad de ellos les había sido preciso colocarse en las inmediatas, formando grupos animados por el pataleo de los caballos, el jurar de los cocheros, las voces de los amos que los buscaban y el abrir y cerrar de las portezuelas.
¡Qué oído el de aquel tío! Le habían despertado los gritos y el pataleo, y allí estaba casi en paños menores. Todos volvieron a su trabajo, y la sangre de Tono desapareció en las entrañas de la pasta, vuelta a sobar.