pasionario

pasionario

s. m. RELIGIÓN Libro que contiene la historia de la pasión de Jesús y que se canta en semana santa.

pasionario

 
m. Libro por donde se canta la Pasión en Semana Santa.
Ejemplos ?
Los datos acerca de la vida y muerte de Santa Eulalia los encontramos en un himno que en honor de ella escribe el poeta Prudencio en el siglo IV; así como del relato de su pasión recogido en el Pasionario Hispánico.
La obra de Roque López, aún en el tema pasionario, está muy próxima a los modelos del maestro y en especial a la colaboración que mantuvo con él en los años de aprendizaje en el taller.
Ambos tipos están representados en las miniaturas de las Cantigas de Santa María de Alfonso X el Sabio de 1270 aunque una de las representaciones más antiguas que se conservan está en Europa Occidental en un Pasionario de la abadía de Zwiefalten del año 1180.
Tornero decía en 1860 que «El Mercurio, que no tiene otra bandera que la tricolor de la República, que no es diario pasionario sino de la nación chilena, debe ser independiente y lo será bajo mi dirección.
La leyenda era la narración edificante de la vida de un santo que se leía en la liturgia de las horas. El legendario o pasionario era una colección de leyendas sobre vidas de santos usado con motivos de edificación.
Este cortejo pasionario, es el primero en salir en toda la Semana Santa de España, y, por tanto, de toda la Semana Santa en Cartagena.
El mobiliario artístico-religioso incluye un cuadro de una procesión de la virgen del Rosario en la Vitoria del siglo XVI, un relicario que contiene dos partículas del Lignum Crucis realizado en el primer tercio del siglo XVIII, tallas de la escuela del escultor sevillano Juan Martínez Montañés y de los artistas Alfonso Giraldo Bergaz y Alonso del Arco correspondientes a los siglos XVII y XVIII, otras obras de los artistas locales Valdivielso y Ullibarri, un Niño Jesús pasionario representando a Santa Catalina, una colección de cantorales y dos vírgenes de Malinas.
Como figuras secundarias va acompañada por un ángel pasionario, labrado por el mismo autor, sita la izquierda de la Virgen con las tenazas de la Pasión.
ESTRIBILLO: Cartagena, querida Cartagena,: ¡Qué delirio de gloria tu delirio!: ¡Qué grandeza de historia tu grandeza!: ¡Qué destino de reina tu destino!: De muy noble, leal y siempre heroica: El blasón legendario has merecido: ¡Y la banda de firme capitana: de los puertos y mares conocido!: Tu Semana Mayor se hace universo: Amparada en la Virgen tu patrona,: Y revives el drama pasionario: Junto al Cristo en la Gracia Redentora.: Caridad es el timbre de tu escudo: Que figura en las piedras de tus obras,: En tus plazas fundido en cada bronce: Y ungido en cada letra de tu historia AL ESTRIBILLO (APOTEOSIS DEL CORO): ¡Cartagena...
BAC, Madrid 1950, IV, 540 ss. A. FABREGA GRAU, Pasionario Hispánico, I, Madrid 1953, 168 ss.; II, ib. 1955, 371 ss. RIESCO CHUECA, Pilar: Pasionario hispánico, Universidad de Sevilla, 1995.
El primer libro que forma parte de la Biblioteca de la Catedral, será incorporado el 18 de octubre del 1011 cuando el sacerdote Vilara deje en testamento a la catedral un Pasionario; en 1016 el cabildo compra un pergamino y paga por su copia “Decretalia Pontificum”; en 1046 son incorporados dos ejemplares de la gramática de Prisciano; en 1131 el canónigo Pere Bernat ante su peregrinaje a Tierra Santa deposita sus libros en la biblioteca catedralicia, así hasta que a mediados del S.
Algunos estudiosos hacen mención de la similitud existente entre “La Pasión” Oriolana y las coplas interpretadas por los conocidos Auroros de la vecina provincia de Murcia. También podemos encontrar similitud con los textos de unas muy antiguas coplas de carácter pasionario de la isla de Tabarca.