Ejemplos ?
El que no lo crea que se lo pregunte al susodicho zapatero, a quien yo hice dar por el cielo un paseíto para que no cantara ni riera mientras yo rabiaba».
El buen burgués que en las tardes de verano daba un paseíto por las afueras, veía salir de entre los matorrales una garra rugosa que parecía decirle: “¡Hola, amigo!”, y con un zarpazo irresistible se veía arrastrado hasta el fondo del fangoso agujero, donde la bestia tenía su comedor.
Resultaría más barato el paseíto adornado con las muchas y relativamente baratas plumas de escritores mercenarios, que abundan en todo el país, y sobre todo, sería verdaderamente histórico.
La buñolera, gorda y sucia, le daba los buenos días. -Adiós, señorita Elvira, que aproveche el paseíto, tan trempano... El día está hermoso...
Así que despache el chocolate, las paminchas y el vaso de lecho, y duerma la reposada, me tiene usted por allá. Ahora vamos a ver si nos dan de cenar, que me voy cayendo de debilidad con el paseíto que hemos dado hasta Urberoaga.
hazlo. Yo voy a dar un paseíto por la ciudad y vuelvo en seguida. VALERIO (dirigiendo la palabra a Elisa, al marcharse por donde ella ha salido) Sí, el digiero es más precioso que todas las cosas del mun- do, y debéis dar gracias al Cielo por el hombre honesto que os ha dado como padre.
Un paseíto por la mañana, con la fresca; otro, a la tarde, después de la siesta larga; charlas, mates y cigarrillos, buena comida y descanso; por tal que, los días de elección, el patroncito se pueda lucir, en el pueblo, con numerosa compañía de votantes, pronto se pasa un mes, y venga la paga, no antes que el sudor se haya secado, sino, muchas veces, antes que haya tenido ocasión de brotar.
Doctor Mirabel Después de todo no se trata sino de un viaje de trescientas leguas escasas. Escolástico Un paseíto. Doctor Mirabel Por un país que conozco a palmos.
Dios sabe cómo el coronel, tan temible con la pistola como con la espada, y que no temía a nadie, puso a la Tiphaine y a su Julliard y a los ministeriales de la ciudad alta, gentes vendidas al extranjero, capaces de todo por alcanzar cargos, que, cuando las elecciones, leían en los boletines de votación los nombres que les convenían, etc. A eso de las dos, Rogron emprendía un paseíto.
Goyeneche se dio antes un paseíto por Brasil, donde estaba refugiada la realeza lusitana, entre ellos la hermana de Fernando VII y reina regente de Portugal, Carlota Joaquina de Borbón, una infanta exiliada con muchas ganas de reinar en las colonias de su hermano.
Contiene trece temas: Obertura por chamarrita ¡Chamuyeta presente! Conga mistonga La salsa de Papirusa El paseíto La jungla de los jingles Fantasías ¿Morfosis?
Generalmente, antes de llegar a este extremo, el enfermo se levantaba y, renqueando, apoyado en el brazo de su mitad, se retiraba o daba un paseíto bajo los plátanos de soberbia vegetación.