Ejemplos ?
21 Oye pues ahora esto, miserable, ebria, y no de vino: 22 Así dijo tu Señor Jehová, y tu Dios, el cual pleitea por su pueblo: He aquí he quitado de tu mano el cáliz de aturdimiento, la hez del cáliz de mi furor; nunca más lo beberás: 23 Y ponerlo he en mano de tus angustiadores que dijeron á tu alma: Encórvate, y pasaremos.
Volvamos con esmero al benemérito "fiacún". Establecido el valor del término, pasaremos a estudiar el sujeto a quien se aplica. Ustedes recordarán haber visto, y sobre todo cuando eran muchachos, a esos robustos ganapanes de quince años, dos metros de altura, cara colorada como una manzana reineta, pantalones que dejaban descubierta una media tricolor, y medio zonzos y brutos.
Vencido de su propio peso, el alud se desplomará por fin, tanto más destructor cuando más tardío. Pasaremos del simulacro de las maniobras, a la realidad, y esa comedia de gran aparato que es la luz armada, concluirá en tragedia, porque nuestras armas no son de cartón y, tarde o temprano, la verdad se apodera del hombre.
El calavera langosta se forma del anterior, y tiene el aire más decidido, el sombrero más ladeado, la corbata más negligé; sus hazañas son más serias; éste es aquel que se reúne en pandillas; semejante a la langosta, de que toma nombre, tala el campo donde cae; pero, como ella, no es de todos los años, tiene temporadas, y como en el día no es de lo más en boga, pasaremos muy rápidamente sobre él.
El viaje a Concepcion me parece no conviene hasta la Primavera por lo riguroso del hibierno conviene que usted corra que yo estoy enfermo de reumatismo en un braso, para que me sirva de escusa, y no verme en la obligacion de concurrir a la junta de Diputados que ba a tenerse para advitrar algun metodo de sostener la Provincia y como me hallo tan fatigado de tantos viajes y lo que es mas escaso de medios me es dificil servir a la Patria sobre el particular. Pasaremos aqui dies o doce dias en podar arboles, pues he traido de Chillan con que hacerlo y arreglar en algun modo la hacienda todo lo que nos servira de diversión utilidad y algun descanso a quien harto ya de navegar en la nave de los Peligros decea unos momentos de alivio.
Y esa amable criatura reanudó así la continuación de su relato: Es horrendo, señores —dijo la bella mujer—, tener que hablaros aún de ignominias parecidas a las que os expongo desde hace varios días; pero habéis exigido que reúna todo lo que a ellas se refiera y que no deje nada velado. Tres ejemplos más de esas atroces porquerías y pasaremos a otras fantasías.
7 Y su paje de armas le respondió: Haz todo lo que tienes en tu corazón: ve, que aquí estoy contigo á tu voluntad. 8 Y Jonathán dijo: He aquí, nosotros pasaremos á los hombres, y nos mostraremos á ellos.
En la patria celestial pasaremos una vida angélica, que allá »todo será á la inglesa, porque la vida monótona está reser- vada á su nación, en amor se entiende; pues en lo demás, »¿ quiénes más hábiles para el comercio?
Yo, que no quería ahogar la discusión, le dije: —Si te parece bien, querido Critias, demos por concedido que la ciencia de las ciencias es posible, y entonces entraremos en indagaciones acerca de si existe o no existe, pasaremos de la posibilidad al acto.
Ni modo de perdérmela A las muchachas no les agradaría... ¡Ya sé' Primero iremos al teatro... y a la salida pasaremos a estar un rato con los Soleil. Nada más para que no digan...
Yo le dije: “Tío, el arroyo va muy ancho; mas si queréis, yo veo por donde travesemos más aína sin nos mojar, porque se estrecha allí mucho, y saltando pasaremos a pie enjuto.” Parecióle buen consejo y dijo: “Discreto eres; por esto te quiero bien.
¿No? Déjeme, por lo menos, ahuecarle un poco el pelo, y después pasaremos a las patillas, ¡vamos! No pude por menos de enrojecer al negarme, pues sentía que acababa de tocar mi punto flaco.