Ejemplos ?
Dineros os dará con un caballo; partid en cuanto partan, por opuesto camino, y medio tomaré, si le hallo, para apartar de vos fin tan funesto.
8 Y hablóles, diciendo: Volveos á vuestras tiendas con grandes riquezas, y con grande copia de ganado, con plata, y con oro, y metal, y muchos vestidos: partid con vuestros hermanos el despojo de vuestros enemigos.
Sancho cercano á morir, y viendo ya las tempestades que iban á romper contra su heredero que dexaba en la primera infancia; llamó á Guzman y le dixo: Partid vos á Andalucía, y mirad por Sevilla: mantenedla por mi hijo, que yo fio que lo hareis como bueno que sois .
Apio insistió en que los tribunos no tenían jurisdicción más que sobre los plebeyos, no eran magistrados de todo el pueblo, sino sólo de la plebe; ni siquiera él podría, de acuerdo con las costumbres de sus antepasados, molestar a ningún hombre en virtud de su autoridad, mediante la fórmula ejecutiva: "Si os parece bien, Quirites, ¡partid!" Al hacer comentarios despectivos sobre su jurisdicción, pudo fácilmente desconcertar a Letorio.
DOLMANCÉ: Partid de lo siguiente...
¡Y si huyendo de Noviembre Las arrecidas neblinas Vemos a las golondrinas De nuestra patria volver, Al dintel de nuestras tiendas A saludarlas saldremos, Y de gozo lloraremos Mientras se alcancen a ver!… Señor, besad esa tierra, Orad un punto y partamos, ¡O tornemos y muramos De una vez junto al Genil!… ¡Tenéis razón! Partid presto, Antes que ondee en Granada La cristiana cruz clavada Sobre el trono de Boabdil.
Jesús ha dicho: Soy la luz quien está sobre todos, Soy el todo. Todo salió de mí, y todo vuelve a mí. Partid la madera, allí estoy.
—Señora, podéis jurarlo sobre las sagradas hojas del Evangelio; le he muerto cara a cara, y sin dolosa estratagema o ventaja que me fuera valedora; dos eran en contra mía; ved si la razón me abona. —Está bien; y pues la casa ya esas gentes abandonan, partid por el lado opuesto, Guzmán, y el cielo os acorra.
—Y si algún día… —Ya basta, partid. —Adiós, pues, señora. Con una mano en la llave y una lámpara en la otra, delante del caballero la dama, a guiarle pronta; envuelta en cumplida capa la descompuesta persona, pronto a seguir el hidalgo a su noble bienhechora, sin movimiento quedaron ambos a dos, tumultuosas voces oyendo en el patio, sin que la razón conozcan.
Recoged los haberes, dejando al amparo de algún pariente o amigo, lo que aquí poseéis, en lo que intervendrá el Fiscal, vuestro natural tutor; y partid en camino de esa aventura.
Jesús ha dicho: Donde hay tres dioses, carecen de Dios. Donde hay solo uno, digo que yo estoy con él. Levantad la piedra y allí me encontraréis, partid la madera y allí estoy. 31.
23 Y á los Heveos que habitaban en Haserin hasta Gaza, los Caftoreos que salieron de Caftor los destruyeron, y habitaron en su lugar.) 24 Levantaos, partid, y pasad el arroyo de Arnón: he aquí he dado en tu mano á Sehón rey de Hesbón, Amorrheo, y á su tierra: comienza á tomar posesión, y empéñate con él en guerra.