Ejemplos ?
Clavé los ojos en el rostro del noble anciano, que en su juventud había sido un conspicuo bandido, y moví también la cabeza, como si participara de sus sentimientos.
Nada ha podido impedirme, ni aun el océano, que nos separa tempestuoso (BURNS.) el que participara de las fiestas intelectuales que nos ha prodigado.
Todo parecía indicar que esperaban a un invitado; flores frescas alfombraban el suelo, y las ánforas de vino estaban metidas en unas urnas llenas de hielo. Arria Marcella hizo un gesto a Octavien para que se tumbara a su lado en el biclinio y participara de la comida.
Dio señales del más vivo dolor, tirábase de los cabellos y aporreábase el pecho. La infeliz había sabido la catástrofe sin que nadie se lo participara.
Como consecuencia del más alto precio de las divisas extranjeras a partir de marzo de año pasado, nuestros exportadores vieron aumentadas, desproporcionadamente y por causas ajenas a su esfuerzo, las utilidades de sus operaciones. Eran pues indispensables hacer que la colectividad participara de estos inesperados beneficios.
Lo único que me preocupa es que la elección salga bien en cuanto a que la gente participe; eso es lo que sí me preocuparía, que la gente no participara; porque sería un poco decepcionante.
Las campanas tocaban rogativas, y grupos de pueblo cruzaban las calles siguiendo a algún sacerdote que, crucifijo en mano, recitaba salmos y preces. Y como si el cielo participara de la tristeza pública, negras nubes se cernían en el espacio.
Durante muchos meses fue un enigma indescifrable para mí que la totalidad del colegio no advirtiera sus designios, no percibiera sus intenciones, ni comprobara su cumplimiento, y participara de su burla.
Los Bulls han logrado tres campeonatos de Super Rugby ante equipos provinciales de Australia y Nueva Zelanda. En cuanto al fútbol, la FIFA prohibió que la selección participara en torneos oficiales desde 1974 hasta el 7 de junio de 1992.
Como consecuencia de la inauguración del museo en 1830, el rey volvió a mostrar a Humboldt su aprecio y le concedió algunas condecoraciones, además de pedirle que participara a partir de entonces en las sesiones del Consejo de Estado.
En 1932 la Asociación Internacional de Atletismo, presidida en aquella época por Edström, impidió que Nurmi compitiera en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles, alegando que ya era un atleta profesional. Veinte años después, el presidente finlandés Urho Kekkonen convenció a Nurmi para que participara en el acto.
Debido al miedo de ciertos espectadores a quedarse encerrados en la cabinas telefónicas Telefónica pidió a José Luis López Vázquez que participara en varios anuncios de la compañía, en uno de los cuáles se quedaba encerrado en la cabina, pero finalmente conseguía salir.