parejo


También se encuentra en: Sinónimos.

parejo, a

(Del lat. vulgar pariculus.)
1. adj. Se aplica a la persona o cosa que se parece a otra teníamos parejas inquietudes; los dos sofás son parejos, pero éste parece de mejor calidad; sus ideas son parejas a las mías. análogo, semejante distinto
2. Que es liso o llano pasa la paleta para dejar parejo el yeso; el suelo no quedó parejo y tropezó con una juntura . uniforme desigual
3. por parejo o por un parejo loc. adv. Por igual, del mismo modo llegaron a la meta por un parejo.

parejo -ja

  (del l. paricula)
adj. Igual o semejante.
Liso, llano.
m. (Amér. Central) y (Ant.) Pareja en el baile.

parejo, -ja

(pa'ɾexo, -xa)
abreviación
que es parecido o igual a otro Los corredores llevaban un ritmo parejo en las primeras millas.
Sinónimos

parejo

, pareja
Traducciones

parejo

come, simile

parejo

A. ADJ
1. (= igual) → similar, alike
seis todos parejossix all the same
ir parejosto be neck and neck
ir parejo conto be on a par with
por parejoon a par
2. (LAm) (= nivelado) (Téc) → even, flush; [terreno] → flat, level
B. ADV (LAm) (= al mismo tiempo) → at the same time, together
C. SM (CAm, Caribe) [de baile] → dancing partner

parejo-a

a. even, equal.
Ejemplos ?
Era el Fontanero, que traía de su casa viento y fuego, prisioneros en su linternita. Pues algo parejo acontece con los poetas. ¿Con qué material hace un poeta sus versos?
Todo irá parejo: la lucha contra la miseria, la lucha contra el desempleo, la lucha contra el latifundismo, la lucha por el desarrollo industrial, la lucha contra las enfermedades, la lucha contra el analfabetismo, la lucha por la cultura, la lucha por la democracia, el bienestar y la salud del pueblo (EXCLAMACIONES Y APLAUSOS).
Era hombre de mucho secreto, y muy querido de todos sus feligreses por lo servicial y lo parejo; lo mismo era con los señores acaudalados que con los probrecitos limosneros.
Sin embargo, las escuelas seguidoras de una educación burocrática parecen empeñadas en destruir al ser humano que germina en cada educando; arrasa parejo con todos; no permite el florecimiento personal en función de las interacciones socio-histórico-culturales.
Venía de una disparada a buscar a la madre, porque tenía que volver allá a sembrar su campito y a trabajar suerte y parejo para acabar de pagarlo, pues esa compra lo había dejado algo empeñado; y no pudo hacer menos que dejar sospechar que también lo esperaba allá, en la nueva patria, una hermosa morocha quien lo había cautivado por su pelo rizado, y sus modales simpáticos.
Trabajando habían aprendido a trabajar, y si los primeros surcos habían salido irregulares y torcidos, después de la segunda reja no se conocía; la semilla bien elegida por el ojo certero de Robledo, y desparramada del modo más parejo por sembradoras mecánicas, había brotado a las mil maravillas; los animales bien cuidados se habían conservado listos para seguir rompiendo tierra: el cielo se había mostrado clemente para con estos novicios: había llovido oportunamente y no demasiado; la langosta no había llegado allí, y los precios se conservaban halagüeños.
«No temas --dijo-- por Rogelio nada, que, vivo y sano, aún te ama y te adora, mas preso está otra vez en la celada que tu enemigo le presenta ahora; y así es preciso que, en corcel montada, me sigas, si lo amas, sin demora; que si me sigues, mostraréte el modo con que a Rogelio al fin libres de todo.» Y prosiguió narrando el artificio que había urdido el siempre astuto Atlante, con el que al darle de su rostro indicio, fingiéndola en poder de un cruel gigante, lo había atraído al mágico edificio, para dentro quitarla de delante; y cómo con parejo ardid detiene a cuanta dama y caballero viene.
Este hecho corre parejo con el aumento mundial de población y con el estímulo de que la educación universitaria no es un lujo sino una necesidad creciente de cada vez mayor número de capas populares.
Peralta, como era un hombre tan desentendido pa todas las cosas y tan parejo, no le dió mal ni se quedó pasmao, sino que muy tranquilo se puso a pensar a ver qué pedía.
Pasaban horas, y doña Débora no parecía. El que vino fue Damián, con sus libros bajo el brazo, siempre tan parejo y tan sonreído.
¡Viera lo que uno sabe de viejo! No hay como correr parejo para estar bien en carrera. Lo engrupen con la manquera, con que tal vez ni serán del pelotón, y se van en fija, de cualquier modo...
Pero los dos estaban demasiado calientes para entender razones y siguieron manoteando y gritándose, hasta que don Pedro se cansó y les dijo: -Si son tan sotretas que no saben tirar parejo aunque se les enseñe a andar en yunta para bien de los dos, tendremos, no más, que meterle al juicio.