Ejemplos ?
El Director General de Bellas Artes, Ricardo Orueta, tuvo en 1933 la idea de montar una exposición de obras de Picasso en Madrid, pero el escritor y embajador de España en París Salvador de Madariaga le hizo desistir del proyecto al informarle de que la actitud del pintor era «francamente grosera … para conmigo personalmente y para el embajador de su país».
Pero el tiempo no era el adecuado. Y no quise colgarme de la fama de Los Beatles, Ellos habían sido muy buenos para conmigo". Durante los breves diálogos con Los Beatles, Lennon y McCartney frecuentemente le preguntaban cómo se sentía y si sentía que estaba comprendiendo, a lo cual su respuesta siempre era.
En 1949, Zalamea recibe una carta del mismo Saint-John Perse, desde Washington, en la que le agradece hondamente su trabajo como traductor y le elogia hondamente: “Lo que usted me ha consagrado de su arte, en dos bellísimas traducciones, revela de usted mismo un tan alto sentido poético y un tan raro dominio de la lengua, que muy sinceramente experimento el escrúpulo del tiempo que le he hurtado a su propia obra personal. Y pienso, igualmente, en su elegancia para conmigo, expresada hasta en el esmero puesto en esas muy puras ediciones.