panadero

(redireccionado de panaderos)
También se encuentra en: Sinónimos.

panadero, a

1. s. OFICIOS Y PROFESIONES Persona que tiene como profesión hacer o vender pan el panadero empieza su trabajo de madrugada.
2. s. m. pl. DANZA Baile español parecido al zapateado.

panadero -ra

 
m. f. art. y of. Persona que tiene por oficio hacer o vender pan.
f. fam.Zurra, azotaina, paliza.

panadero, -ra

(pana'ðeɾo, -ɾa)
sustantivo masculino-femenino
persona que hace o vende pan y otras masas El panadero madruga para tener listo el pan a la mañana.
Sinónimos

panadero

, panadera
sustantivo
Traducciones

panadero

baker

panadero

Bäcker

panadero

boulanger

panadero

padeiro

panadero

пекарь

panadero

pekař

panadero

bager

panadero

leipuri

panadero

pekar

panadero

パン屋の主人

panadero

제빵사

panadero

bakker

panadero

baker

panadero

piekarz

panadero

bagare

panadero

คนทำขนมปัง

panadero

fırıncı

panadero

người làm bánh mì

panadero

面包师, 贝克

panadero

Бейкър

panadero

貝克

panadero

/a SM/Fbaker
Ejemplos ?
Debido a esa manera especialísima de entender la neutralidad en los conflictos entre obreros y burgueses, se han visto ahora soldados ferrocarrileros como en otras ocasiones se vieron soldados electricistas, soldados impresores, soldados panaderos, soldados tranviarios, etc., y andando los tiempos, conforme los asalariados vayan adquiriendo conciencia de clase y luchen, quizás se vean también soldados modistos o vendedores de pastillas de café con leche en los cinematógrafos y teatros.
Un domingo de agosto del año 1626, hallábase agolpado gran concurso de gente a la puerta de la catedral de Lima, templo que apenas llevaba diez meses de consagrado, leyendo un cartelón o edicto, de cuya parte considerativa quiero hacer gracia al lector, limitándome a copiar sólo la dispositiva, que a la letra dice: «Mandamos que, de aquí en adelante, sea bien guardado el domingo, día del Señor; que no se abran las tiendas en día de fiesta; ni afeiten los barberos; ni se venda en el lugar que llaman Baratillo; ni los panaderos amasen en estos días...
Se tuvo presente que sólo la concurrencia numerosa de los primeros puede proporcionar un abasto comodísimo a los segundos, por medio de la competencia que en el estado de absoluta libertad se debía formar entre los panaderos, tirando cada cual a hacerse del mejor despacho por la abundancia y buena calidad de su pan.
Discurso de leído el 1 de mayo de 1905 en la Federación de Obreros Panaderos de Perú. Señores: No sonrían si comenzamos por traducir los versos de un poeta.
-Es Valentín, el panadero de San Antonio -contestó don Luis. -Malo, ¡con estos panaderos y mercachifles! Son para nosotros, como los teros para el cazador, y como compran los cueros robados, tienen que ayudar a tapar los robos.
El 20, la Comuna declaró abolido el trabajo nocturno de los panaderos y suprimió también las bolsas de empleo, que durante el Segundo Imperio eran un monopolio de ciertos sujetos designados por la policía, explotadores de primera fila de los obreros.
Ahitense, glotones! — Los panaderos piden se suba dos maravedises a cada panecillo Jesucristo! — El chocolate a buen precio, por la gran remesa de Ame- rica.
Ocupaba la casita del Milagro una vieja con más pliegues y arrugas que camisolín de novia, y su sobrina Jovita, la chica más linda para quien amasaban pan los panaderos de esa época.
esión de 27 de noviembre de 1812 Expediente de Tránsito Rojas acerca de la donación de sitio.- Sobre fundación de una Sociedad Filantrópica.- Representación de don Tomás Vicuña tocante a visita de escuelas.- Don Isidoro Errázuriz, Alcalde.- Arbitrios que pide la Excelentísima Junta.- Comisión para fijar la medida del pan a los panaderos.
Leído el acuerdo anterior y firmado por los señores que a él asistieron, se leyó una representación del Procurador General sobre que se tomase una providencia para impedir que los panaderos se gobernasen a su arbitrio en el número de panes y peso que dan por medio real; a lo cual se acordó oficiar al Juez de Abastos para que hiciese cumplir con lo que ordena el arancel antiguo, mientras el Gobierno no provea de otra regla en los abastos.
Luego se vio un escrito de apelación por don Miguel Fierro en la causa que contra él sigue don Francisco Bacigalup por cobranza de pesos, de una providencia del Cuerpo en que manda ejecutar su pago, resultante del estipendio que, como a Teniente del señor Juez de Abastos, debe contribuirle el gremio de panaderos: a que proveyó: “No ha lugar”.
Ustedes (nos dirigimos únicamente a los panaderos), ustedes velan amasando la harina, vigilando la fermentación de la masa y templando el calor de los hornos.