palpitación


También se encuentra en: Sinónimos.

palpitación

1. s. f. Acción y resultado de contraerse y dilatarse el corazón el número de palpitaciones por minuto es normal. latido
2. MEDICINA Latido del corazón más rápido y fuerte que el normal el esfuerzo físico puede provocar palpitaciones.
3. MEDICINA Movimiento involuntario y tembloroso de algún órgano interno del cuerpo.

palpitación

 
f. Acción y efecto de palpitar.
med. Latido del corazón percibido por el paciente.

palpitación

(palpita'θjon)
sustantivo femenino
1. movimiento del corazón mas rápido y fuerte de lo normal sufre palpitaciones
2. medicina movimiento interior, involuntario y repetido de alguna parte del cuerpo palpitaciones en la pierna
Sinónimos

palpitación

sustantivo femenino
Traducciones

palpitación

palpitação

palpitación

palpitation

palpitación

palpitation

palpitación

خفقان

palpitación

心悸

palpitación

心悸

palpitación

hjertebanken

palpitación

動悸

palpitación

hjärtklappning

palpitación

SF (gen) → palpitation; (nerviosa) → quiver, quivering; (con fuerza) → flutter, fluttering

palpitación

f palpitation
Ejemplos ?
Cuando la sangre apenas comienza a fluir en la arteria, el flujo turbulento crea un "silbido" o palpitación (primer sonido de Korotkoff).
El cuadro pudo estar también influenciado por las figuras alargadas del Greco, en particular por su Visión del Apocalipsis, que Picasso posiblemente vio ese verano en París; su estructura y composición deriva de Las grandes bañistas de Cézanne; la pintura de Cézanne hace de los objetos una presencia real, con especial énfasis en los volúmenes y el peso de los mismos, sin la palpitación atmosférica propia del impresionismo.
En este artista se funden estos elementos unidos a la palpitación luminosa, que daría carácter a toda una generación francesa y que en Muñoz Lucena se transforma en auténtico protagonista de toda su obra: la luz.
El 20 de septiembre tuvo una «incómoda palpitación del corazón», de modo que los médicos le conminaron a «abandonar todo el trabajo» y vivir en el campo durante algunas semanas.
Mi alma -que el campo enajena- Se agitaba en vago anhelo, Y en aquella hora serena -De místico encanto llena Bajo del tórrido cielo- Me pareció que el sinsonte Que sobre el nido piaba; Y la luz que acariciaba La parda cresta del monte, Cuando apacible espiraba; Y el céfiro, que al capullo Suspiros daba fugaz; Y del arroyo el murmullo, Que acompañaba el arrullo De la paloma torcaz; Y de la oveja el balido, Y el cántico del pastor, Y el soñoliento rumor Del ramaje estremecido ¡Todo me hablaba de amor! Yo -temblando de emoción- Escuché concento tal, Y en cada palpitación Comprendí que el corazón Llamaba a un ser ideal.
Me confunde pensar que acaso yo sólo me figuro un novio y mi novio no es lo que yo me imagino, sino otro que no es como mi fantasía me dicta. En el mundo, si gozo o si sufro, sólo tú, mi corazón, compartes conmigo cada lágrima, cada palpitación, cada desencanto de amor.
Guarde usted eso, recogiendo el hilo de platino, animado de luminosa vida por la palpitación blanca, roja, azul de las pedrerías radiosas que se irisaban a la luz de las bujías y de la lámpara.
Todavía tengo en los ojos su fina silueta envuelta en el largo sobretodo gris de viaje, y la palpitación del pañuelito blanco que agitaba al irse alejando el barco sobre las olas gris verdosas del Atlántico, bajo un cielo nublado, plomizo y sombrío, como un alma llena de remordimientos.
Su obra realizada en calidad de Diputado por El Oro, ante el Congreso Nacional de 1960 y 1968, ha quedado como una huella firme e imborrable, como una palpitación luminosa de beneficios de primer orden para la Provincia de El Oro, que, día a día, florece con matices de gratitud en cada pueblo, con esa misma diafanidad de intenciones que emergiera desde su corazón y vida nutrida de riquezas cívicas.
Para esto hace falta que las cosas irradien más allá de lo que cada una es en realidad cierto halo imaginario y como luminosa palpitación; que aparezcan en nuestro paisaje rodeadas de aureola, al modo que el Arcángel Gabriel, y como él, sean mensajeras de anunciaciones.
En cuanto a ella, tras percibir el asaetamiento de la terrible coyunda, sintiendo que no tenía nada más que temer y que había recibido tal como anhelaba el miembro rígido del mujik en su cuerpo tan lejos como era posible penetrarla, rodeó con brazos y piernas al hombre y lo apretó tan fuerte que imposibilitó todo movimiento por parte de él, Y así yacieron sus cuerpos unidos, la princesa deleitándose con la palpitación de la abundante verga de Iván en su interior.
Un romance, desde luego, no es perfecto hasta que no lleva su propia melodía, que le da la sangre y palpitación y el aire severo o erótico donde se mueven los personajes.