Ejemplos ?
Siendo gauchos, como tales, se explicarán sin rodeos, sin que dentre en sus deseos ni un remoto pensamiento de hacer en el fundamento agravio a los uropeos. Dedicatoria Señor conde Palmetón: a usté por lo bien portao, y el haberse acreditao ¡tan lindo en su Intervinción!
Por ahora voy a largar solamente el primer trozo, y hay otro más cosquilloso, que después le he de atracar hasta hacerlo corcoviar a ese conde Palmetón; y le asiguro, patrón, que no desprecio a otro inglés, más que a ese maula, y después a otro de un zaíno rabón.