palmero

(redireccionado de palmeras)
También se encuentra en: Sinónimos.

palmero, a

(Derivado de palma.)
1. s. OFICIOS Y PROFESIONES Persona que cuida las palmas, atando sus hojas para que no se pongan verdes.
2. HISTORIA Peregrino de Tierra Santa que traía una palma en señal de su romería.
3. DANZA, MÚSICA Persona que acompaña con palmas los bailes y ritmos flamencos.

palmero, a

(Del nombre de la isla de La Palma.)
1. adj. De La Palma, una de las islas Canarias.
2. s. Persona natural de esta isla.

palmero

 
m. Peregrino de Tierra Santa que traía palma en señal de su romería.
El que cuida de las palmas.
Traducciones

palmero

2/a
A. ADJof/from La Palma
B. SM/Fnative/inhabitant of La Palma
los palmerosthe people of La Palma
Ejemplos ?
Nutrirían con sus jugos, en vez de ortigas y cardos, las plumeadas araucarias, las palmeras elegantes, las fragantes magnolias, las camelias indiferentes a todo en su charolado orgullo.
Grandes palmeras se alzaban esbeltas hasta el techo; el sol parecía hacerlas transparentes, y a sus pies crecía una rica vegetación con flores rojas como fuego, amarillas como ámbar y blancas como nieve recién caída.
Hasta que, ya vestidos, se iban a tomar café bajo las palmeras en tanto que la mujercita continuaba durmiendo como una piedra, hasta que el sol en la cara la despertaba.
Las hojas fósiles representan plantas herbáceas tales como helechos y cícadas, una forma primitiva parecida a las palmeras con semillas en conos; también se ha identificado otras gimnospermas como Podocorpus, la única conífera naturalmente presente en el Ecuador actual y Juníperus, un género de la zona templada; los troncos tienen un diámetro de 1,6 metros y 11 metros de alto.
La bella población de ocho calles longitudinales y nueve transversales, se yergue cubierta con el manto mojado de sus selvas y abaniqueada por sus palmeras y ceibos.
El simoun del desierto trajo esta nueva al oasis de las palmeras y de los higos chumbos, y también la de que habías pedido templos para Mahoma que asombrasen las mezquitas naracenas.
Por debajo de las achatadas palmeras desfilaban, como las cuentas de un rosario de colores, las sombrillas de seda, los sombreritos de paja, los trajes claros y vistosos de toda la gente de veraneo.
Y bajo las palmeras seguían desfilando los vistosos trajes, los rostros felices y sonrientes, todo un mundo que no había sentido pasar la desgracia junto a él, que no había lanzado una mirada sobre el drama de la miseria; y el vals elegante, rítmico y voluptuoso, himno de la alegre locura, deslizábase armonioso sobre las aguas, acariciando con un soplo la eterna hermosura del mar.
Por los cristales se metía el riente panorama: a lo lejos, el golfo, y, en primer término, los jardines de varios coquetones hoteles, poblados de vegetación rica -palmeras, rosales en flor, abetos de hoja picada-.
Y también estabais allí vosotros, sultanes de largas pipas, extasiados en los cenadores, en brazos de las bayaderas, djiaours, sables turcos, gorros griegos, y, sobre todo, vosotros, paisajes pálidos de las regiones ditirámbicas, que a menudo nos mostráis a la vez palmeras, abetos, tigres a la derecha, un león a la izquierda, minaretes tártaros en el horizonte, ruinas romanas en primer plano, después camellos arrodillados; todo ello enmarcado por una selva virgen bien limpia y un gran rayo de sol perpendicular en el agua, de donde de tarde en tarde emergen como rasguños blancos, sobre un fondo de gris acero, unos cisnes nadando.
Al moro de África se le ve, por su casa de piedra bordada, que conoció a los hebreos, y vivió en bosques de palmeras, defendiéndose de sus enemigos desde la torre, viendo en el jardín a la gacela entre las rosas, y en la arena de la orilla los caprichos de espuma de la mar.
Como allá hay muchas palmeras, las columnas de las casas eran finas y altas, como las palmas; y encima del segundo piso tenían otro sin paredes, con un techo chato, donde pasaban la tarde al aire fresco, viendo el Nilo lleno de barcos que iban y venían con sus viajeros y sus cargas, y el cielo de la tarde, que es de color de oro y azafrán.