paletada

paletada

(Derivado de paleta.)
1. s. f. Porción de una cosa que se coge de una vez con una paleta necesito dos paletadas de cemento.
2. Golpe dado con la paleta.
3. CONSTRUCCIÓN Trabajo que hace el albañil cada vez que aplica el material con la paleta.
4. en dos paletadas loc. adv. coloquial Con brevedad, en un instante resolvió el crucigrama en dos paletadas.

paletada

(Derivado de paleto.)
1. s. f. coloquial Acción o actitud propia del paleto.
2. despectivo Conjunto de paletos.
Traducciones

paletada

palettata

paletada

SFshovelful, spadeful
Ejemplos ?
Con el acuerdo con el gobierno, el 25 de mayo de 1963 se dio la primera paletada de tierra para la construcción de la Escuela Primaria Elemental SUD en Papeete.
Ai y sus padres son atados y golpeados, y arrojados a una fosa. Sentaro es obligado a tirar la primera paletada de tierra para enterrarlos vivos.
El objetivo de este orden es dar a cada producto el tiempo necesario de sartén y lograr que todos tengan el punto de fritura adecuado al depositarlos en la fuente. La sal es el único condimento a añadir, un espolvoreado por cada paletada que se saque.
En efecto, a la primera paletada de barro extraje multitud de trozos de oro; ya enclavados en fragmentos de cuarzo, ya sueltos, y como fundidos al crisol.
Los fornidos mozos fueron enterrándose unos a otros. Cuando Maceta dio la última paletada de tierra sobre el último quechua, volvió los ojos hacia Inquill.
Entonces el señor Bournisien tomó la pala que le ofrecía Lestiboudis; con su mano izquierda echó con fuerza una gran paletada de tierra, mientras que con la derecha asperjía la sepultura; y la madera del ataúd, golpeada por los guijarros, hizo ese ruido formidable que nos parece ser el de la resonancia de la eternidad.
¡Allí fue el crujir de los dientes y el temblar de la voz y el maldecir de aquel engrudo que ningún apoyo prestaba a los removidos sillares que trataba de sostener; allí fue el buscar el barro que representaba y por el cual se había trocado en mejores días, y allí fue el negarse los que le tenían a dar una mala paletada de él por todo el inútil fascinador amasijo!
De pie, los dos, sus labios se unieron en un beso largo, lento, mudo, solemne, hasta que la cabeza de Chalca se desprendió de sus labios como una fruta madura, y su cuerpo perdió la fuerza. Cuando Sumaj dio la última paletada de tierra sobre el cuerpo de Inquill tuvo una extraña sensación.
Ahora dicen que vamos a tenerla con los ingleses... -Ya somos viejos para comer el rancho -contestó, apaciblemente, sacudiendo una paletada de tierra-.