paleocristiano

(redireccionado de paleocristianos)

paleocristiano, a

1. adj./ s. m. Que tiene relación con los primeros cristianos.
2. ARTE Se aplica al arte que es propio de los primeros cristianos hasta el siglo vi.
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.

paleocristiano

 
adj. b. art. Díc. del arte de los primeros cristianos, esp. el de los ss. II-IV.
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.
Ejemplos ?
l Heptapyrgion (en griego: Επταπύργιο) se encuentra entre los Monumentos paleocristianos y bizantinos de Tesalónica que fueron declarados por la Unesco Patrimonio de la Humanidad en 1988.
Ambas estructuras fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad en 1988 dentro de la denominación Monumentos paleocristianos y bizantinos de Tesalónica con el código 456-02.
Apenas llegado a la diócesis, trabajó para restablecer el culto de los santos paleocristianos Palerio y Equizio, consiguiendo el consentimiento de la Sagrada Congregación de Ritos en 1795.
También se retomaron los motivos paleocristianos (naves divididas por columnatas, presencia del transepto) en la Catedral de Sessa Aurunca (1103), en la iglesia del Crucifijo en Salerno (siglos X y XI) y en la iglesia de San Rufo en Capua.
En 1996 la iglesia, con otros edificios paleocristianos, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, con el nombre de «Monumentos paleocristianos de Rávena».
El atractivo principal está constituido por ocho extraordinarios sarcófagos romanos y paleocristianos de los siglos III y IV, encontrados al construirse la iglesia, junto con el sepulcro gótico de San Narciso.
Otro elemento propio es la reutilización y uso de templos paleocristianos o basílicas de la antigüedad adaptándolos a los modos de la arquitectura propiamente románica.
En sus obras destacan los motivos animalísticos, posiblemente de origen totémico. El arte escita influenció al de los pueblos germánicos, vikingos y paleocristianos.
Se llama sarcófago con estrígiles cuando está tallado con surcos paralelos en forma de S que recuerdan a las marcas dejadas por los mismos. Servía con frecuencia como motivo decorativo de sarcófagos romanos y paleocristianos.
El trazado de estos tramos prerromanos y romanos, continuó en relativo buen uso hasta épocas posteriores, por los importantes restos de la Antigüedad Tardía (tardorromanos, paleocristianos y visigodos) que se han encontrado en las inmediaciones de su trazado.
Ambos baptisterios se encuentran en la ciudad de Rávena capital del Imperio romano en el siglo V y han sido inscritos por la UNESCO en la lista del Patrimonio de la Humanidad de 1996 entre los monumentos paleocristianos de Rávena.
De la Primera Edad de Oro el conjunto más importante es el de Rávena, que enlaza con los mosaicos paleocristianos del siglo V: en las iglesias de San Apolinar Nuevo y San Apolinar in Clase se cubre sus muros superiores con mosaicos que representan, en la primera un cortejo procesional, encabezado por los Reyes Magos, hacia la Theotokos o Madre de Dios, en la segunda, en el ábside, se muestra una visión celeste en la que San Apolinar (de Rávena) conduce un rebaño.