palafrenero

palafrenero

1. s. m. HISTORIA Criado que llevaba del freno el caballo de su amo.
2. OFICIOS Y PROFESIONES Mozo que cuida caballos.
3. HISTORIA Criado que montaba el palafrén cuando acompañaba a su señor.
4. palafrenero mayor HISTORIA Picador de las caballerizas reales, que tenía de la cabezada el caballo cuando montaba el rey.

palafrenero

 
m. Criado que lleva del freno al caballo.
Mozo de caballos.
Criado que monta el palafrén.
palafrenero mayor En las caballerizas reales, el que tiene de la cabezada el caballo cuando monta el rey.
Traducciones

palafrenero

palefrenier

palafrenero

конюх

palafrenero

SMgroom
Ejemplos ?
Estaba formada por doce percherones que arrastraban galeras, volquetes y coches de paseo. Ésta estaba conducida por un palafrenero, que también actuaba de auriga del coche del entonces presidente de la compañía.
Onésilo encontró en su palafrenero cario un servidor astuto, pues cuando Artibio se abalanzaba sobre Onésilo, éste hirió al persa mientras le embestía, y tal como había planeado con su asistente en el preciso instante en que el caballo engrifaba las patas contra el escudo de Onésilo, el cario le asestó un mandoble con su hoz y le cercenó las patas traseras.
Como en tiempos de la República de Roma y el Imperio, el título, al principio por debajo en dignidad del Spatharios o Portador de Espada (Σπαθάριος) y por encima del Stratōr o Palafrenero Imperial (Στράτωρ), inicialmente se concedía en Constantinopla a dos distinguidos ciudadanos "barbados" (βαρβάτοι, esto es, no eunucos), cada año, hasta que Justiniano I eliminó esta práctica debido al extraordinario gasto económico que producía.
De camino a la comisaría de policía, Newlove nombró a lord Arthur Somerset y a Henry FitzRoy, conde de Euston (ambos hijos de duques), así como un coronel del ejército llamado Jervois como visitantes del burdel de la calle Cleveland. Somerset era palafrenero mayor del príncipe de Gales.
El gobierno fue acusado de encubrir el escándalo para proteger los nombres de los aristócratas involucrados. Uno de los clientes, lord Arthur Somerset, era palafrenero mayor del príncipe de Gales.
de Augusto Cabada (1994) como Alberto Pflucker Dime que tenemos tiempo de César de María (1997) Malayerba de Rafael Mendizabal (1997) como Dimas Qoillor Ritti de Delfina Paredes (1999) como Matalinares Regreso al desierto de Bernard Marie Koltês (1999) Restos Humanos no Identificados de David Foster (2000) como Bernie Sueños de una tarde dominical de Maritza Núñez (2000) como Andre Breton Popcorn de Ben Elton (2001) como Wayne Hudson Encuentro Casual de Alonso Cueto (2002) como Bobby Julio César de William Shakespeare (2005) como Bruto La Fiesta del Chivo de Mario Vargas Llosa (2007) Jarana de Nicolás Yerovi (2010) como Benito Historia de un caballo de Mark Rozovsky (2012) como Palafrenero Hemingway de Maritza Núñez (2014) como Hemingway Como Director...
El primer cuartel, que era el de los caballos de regalada o de montar, se componía de un Palafrenero, de un Teniente Palafrenero, de seis Ayudantes, de un Herrador de caminos, de dos Ayudas de éste, de cinco Músicos, uno de timbal y cuatro de clarín y trompa, de tres Picadores, de tres Ayudas de Picador, de diez y ocho Domadores y de trescientos treinta y dos Palafreneros o Mozos de caballos y dos Porteros.
Aunque el verdadero protagonista de la historia es Arnau, no se conoce a éste sin su padre, Bernat Estanyol, un siervo de la tierra, aunque con gran prosperidad, que se vio obligado a dejar sus propiedades y vida, junto a su hijo casi recién nacido, a causa de los terribles abusos de un señor feudal (empezó por yacer con su mujer recién desposada, según los derechos que estos señores poseían en la época, volviéndola casi una demente desde entonces); trabajará como palafrenero, estibador, soldado y cambista mientras vive una vida extenuante siempre al amparo de su catedral.
-El faetón llegó vacío. Los caballos se detuvieron a la puerta de la cuadra. El palafrenero acudió con una linterna. Y no había nadie en el coche.
El coche fúnebre se hallaba a la puerta; un coche magnífico, de cuya arquitectura no podía darse cuenta porque estaba materialmente cubierto de flores, de coronas y de cintajos; ocho caballos, lujosamente enjaezados tiraban de él; al lado de cada caballo había un palafrenero, ostentando sobre su cuerpo la enlutada librea de la casa y la blanca y aristocrática peluca, que formaba un contraste grotesco con aquellas fisonomías innobles y rústicas; detrás del carro mortuorio iban las carrozas de gala de la casa, la servidumbre entera, y luego coches y más coches, todos los coches propios de Madrid a no dudarlo.
Un momento después el mendigo y sus captores estaban en el extenso patio frente a la suntuosa fachada del edificio. Don Simón Antonio entregó su cabalgadura a un palafrenero y dio orden de que se llevase al preso al calabozo.
Y: Mi vigor juvenil ha huido de mis muslos, como el asno que se ha escapado. Cuando un asno no apesta es que no tiene palafrenero.