padilla

padilla

 
f. Sartén pequeña.
Horno de pan con una abertura en el centro, por donde entra el aire para la combustión y se saca la ceniza.
Ejemplos ?
Vicente Camargo me anuncia desde su quartel de la Loma el 17 del presente, no solo de haberse replegado á Santiago 200 hombres que entraron á San Lucas, sin duda por las ventajas de nuestras armas sobre Iuquina y rio de San Juan, sino que refiriendose á noticia de algunos naturales que han llegado hasta allí, y á una carta original del punto de Jolencia que me remite y de que incluyo copia, me dá por muy probable la entrada del comandante D. Manuel Asencio Padilla á la ciudad de Chuquisaca.
Yo mantenía mucha gana de rifle y me lo dio él. Yo consigo esta noche el blanco y mañana me voy a tirar al Chorro de Padilla. Yo compro más flechas cuando se me acaben.
¡Ay, Los Llanos! Pasan niñeras e institutrices, con sus chiquitines que vuelven de meriendas del Chorro de Padilla. Pasan carruajes que van de francachela hacia La Cuna de Venus; pasan las murgas de artesanos punteando sus liras, rasgando sus tiples; pasa gente regocijada y bulliciosa; y Tista, en el pretil, apoyado en el rifle.
Entrega de todos los elementos de guerra que pertenezcan al ejército unido del Cauca y Panamá en mar y tierra; entre los cuales exige el gobierno, en primer término y muy especialmente, el vapor titulado ‘Almirante Padilla’, con su artillería y demás elementos y enseres en buen estado.
Diz que el cielo (¡cosa rara!) de igual rumor ha dotado allá en tierras muy lejanas, para que la evite el hombre, a una serpiente que llaman de cascabel, y que al punto que se acerca pica y mata. Doña María Padilla era la llorosa dama, y el callado caballero, el rey don Pedro de España.
Así que volver la espalda le vio la Padilla, lleno el corazón de amargura y de llanto el rostro bello, álzase y sale turbada del balcón al antepecho, al gallardo maestre indica con actitudes y gesto, Que llega en mal hora, y mueve por el aire el pañizuelo, diciéndole en mudas señas que se ponga en salvo luego.
Si no conoció las señas de la Padilla, don Pedro las conoció, pues paróse aun indeciso y suspenso de la cámara en la puerta un breve instante, y volviendo los ojos, vio que la dama agitaba el blanco lienzo.
Si vos, señor, compasivo De mi conciencia en descargo Quisierais tomarla á cargo De vuestro padre en lugar, Yo descansado muriera: Porque vuestro padre al cabo Mandó á Padilla y á Bravo Y á los rebeldes matar.
11 DE JUNIO A las 23 horas se presentó en Palacio Froylán Manjarrez, director de El Nacional, informándome que el general Matías Ramos, presidente del Comité Ejecutivo del Partido Nacional Revolucionario, le envió para su publicación declaraciones que el general Calles dio ayer al senador licenciado Ezequiel Padilla, hablando de la situación política del país y atacando la actitud de las organizaciones obreras.
15 DE AGOSTO Después de varias instancias recibí hoy al licenciado Ezequiel Padilla, que empezó por manifestarme sentirse deprimido por mi negativa a recibirlo.
Fue el licenciado y senador Padilla quien el 11 de junio del presente año recibió las declaraciones formuladas por el General Plutarco Elías Calles; declaraciones que según me expresó, llevó personalmente a la prensa por habérselo así recomendado el propio General Calles.
Departamento de Riohacha, capital Riohacha, compuesto de los Municipios que formaban las Provincia de Padilla y del territorio de la Intendencia de La Goajira, por sus actuales límites; : 30º.