pacífico

(redireccionado de pacífica)
También se encuentra en: Sinónimos.

pacífico, a

(Del lat. pacificus .)
1. adj. Que no fomenta discordias es una persona pacífica que nunca se mete con nadie. violento
2. Que está en paz, sin guerras ni disturbios. alterado
3. Que no tiene alteración o cambio en su estado ambiente pacífico; cielo pacífico. plácido turbulento
4. RELIGIÓN Se aplica al sacrificio que ofrecían los gentiles por la paz y la salud.
5. RELIGIÓN Se refiere al mismo sacrificio en la ley mosaica antigua.

pacífico, -ca

 
adj. Quieto, sosegado y amigo de paz.
Que no tiene o no halla oposición o alteración en su estado.

Pacífico (Pacific)

 
División estadística del O de E.U.A., formada por cinco estados; 2 386 406 km2 y 39 127 306 h.

pacífico, -ca

(pa'θifiko, -ka)
abreviación
1. violento que no usa la violencia persona pacífica
2. que se hace o se desarrolla sin violencia manifestación pacífica
3. bélico que sirve para la paz usos pacíficos de la energía nuclear
4. lugar que no está alterado por luchas o guerras isla pacífica
Sinónimos

pacífico

, pacífica
Traducciones

pacífico

Pacific, peaceable, PacificOcean, quiet, Pacific Ocean, peaceful

pacífico

mírový, Tichý oceán

pacífico

fredelig, Stillehavet

pacífico

friedlich, Pazifik

pacífico

rauhallinen, Tyynimeri

pacífico

miran, Pacifik

pacífico

太平洋, 平和な

pacífico

태평양, 평화로운

pacífico

Pacyfik, spokojny

pacífico

fridfull, Stilla havet

pacífico

มหาสมุทรแปซิฟิก, อย่างสงบ

pacífico

Thái Bình Dương, yên tĩnh

Pacífico

SM (tb Océano Pacífico) → Pacific (Ocean)

pacífico

ADJ [lugar, proceso, arreglo] → peaceful; [carácter] → peaceable; [ciudadano] → peace-loving
Ejemplos ?
A fin de que los pueblos dependientes puedan ejercer pacífica y libremente su derecho a la independencia completa, deberá cesar toda acción armada o toda medida represiva de cualquier índole dirigida contra ellos, y deberá respetarse la integridad de su territorio nacional.
Un cuarto de siglo de evolución pacífica y de ritmo idéntico hasta el de aquella hora hubiese bastado, probablemente, para modificar en gran parte la situación presente, dando a los nativos de Uruguay (Gobierno de Montevideo y “Pagos” de la Banda Oriental) aptitud y el tinte característico de integrantes du un pueblo.
La principal conclusión que saqué -a saber, que el único camino hacia una paz duradera y hacia la estabilidad es el de la negociación pacífica, lo que requiere valor y responsabilidad por parte de los dirigentes de ambos bandos- sigue siendo válida y es aún más urgente hoy.
Reiteramos nuestra adhesión a los principios de la igualdad jurídica de los Estados, de su integridad territorial, de la autodeterminación de los pueblos, del pluralismo ideológico, del respeto a los derechos humanos, de la no intervención y de la cooperación internacional, de la buena fe en el cumplimiento de las obligaciones asumidas, de la solución pacífica de las controversias internacionales y de la prohibición de recurrir a la amenaza, al uso de la fuerza y a la agresión armada, económica o financiera en las relaciones entre los Estados.
Consecuentes con estos principios fundamentales, nos comprometemos solemnemente a actuar de inmediato y en forma conjunta por intermedio de los ministros de Relaciones Exteriores ante cualquier situación que pudiera afectar la convivencia pacífica entre nuestros países.
Decía textual aquel proyecto: “Cuando un gobierno reconocido constitucional de una de las Repúblicas que forman la Confederación fuere contrariado por una revolución cualquiera que tienda a echarlo por tierra y suplantar otro gobierno no constitucional en su lugar, podrá el Congreso de los Plenipotenciarios, en vista de los hechos notorios, tomar las medidas que se creyeren oportunos para atajar el cáncer y proteger, con los medios que crea convenientes, al gobierno legítimo atacado por los revoltosos hasta poner en posesión quieta y pacífica el gobierno atacado”.
de Andino por Santa Fe los facultaban de manera expresa – según se ha visto anteriormente – para examinar en junta con los representantes – de los demás “Pueblos Libres” aquí congregados el diferendo que todos mantenían con Buenos Aires y fijar de común acuerdo la fórmula para solucionarlo pacífica, definitiva y sinceramente.
Era don Alvaro de Córdoba y Alvarez de Toledo un hombre sumamente distinguido, todo afeitado ya a aquella hora; como de sesenta años de edad; de cara redonda, pacífica y amable, que dejaba traslucir el sosiego y benignidad de su alma, y tan pulcro, simétricamente y atildado en el vestir, que parecía la estatua del método y del orden.
Yo no he nacido para recibir favores, ni para agradecerlos o pagarlos; por lo cual he procurado siempre no tratar con mujeres ni con niños, ni con santurrones, ni con ninguna otra gente pacífica y dulzona.
onsiderando: Que la la República Mexicana está regida por un gobierno que ha hecho del abuso un sistema político, despreciando y violando la moral y las leyes, viciando á la sociedad, despreciando á las instituciones, y haciendo imposible el remedio de tantos males por la vía pacífica...
Si el triunfo corona nuestros esfuerzos, volveré á la quietud del hogar doméstico, prefieriendo en todo caso la vida frugal y pacífica del obscuro labrador á las ostentaciones del poder.
os Estados Partes en la presente Convención, Considerando la función fundamental de los tratados en la historia de las relaciones internacionales; Reconociendo la importancia cada vez mayor de los tratados como fuente del derecho internacional y como medio de desarrollar la cooperación pacífica entre las naciones...