oxígeno

oxígeno

(Del gr. oxys, ácido + gennao, engendrar.)
s. m. QUÍMICA Elemento químico gaseoso que se encuentra en la composición del aire y del agua, que es indispensable para la vida en la tierra, para la combustión y tiene múltiples aplicaciones en la cima de la montaña notaba un poco la falta de oxígeno.

oxígeno

 
m. quím. Elemento químico del grupo VIA del sistema periódico, de símbolo O, n. at. 8, p. at. 15,9994 y valencia 2. Es un gas incoloro, inodoro e insípido, constituido por moléculas diatómicas.

oxígeno

(o'ksixeno)
sustantivo masculino
gas incoloro e inodoro que se encuentra en el aire, el agua y en los seres vivos tubo de oxígeno
Traducciones

oxígeno

oxygen

oxígeno

suurstof

oxígeno

أكسجين, أُكْسِجيـن

oxígeno

кислород

oxígeno

oxigen

oxígeno

kyslík

oxígeno

oxygen, ilt

oxígeno

oksigeno

oxígeno

hapnik

oxígeno

happi

oxígeno

oxygène

oxígeno

חמצן

oxígeno

kisik

oxígeno

oxigén

oxígeno

oxygeno

oxígeno

súrefni

oxígeno

ossigeno

oxígeno

酸素

oxígeno

oxygenium

oxígeno

deguonis

oxígeno

skābeklis

oxígeno

zuurstof

oxígeno

oksygen

oxígeno

tlen

oxígeno

oxigen

oxígeno

kyslík

oxígeno

kisik

oxígeno

кисеоник

oxígeno

syre

oxígeno

ออกซิเจน

oxígeno

oksijen

oxígeno

кисень

oxígeno

oxy, khí Ôxy

oxígeno

, 氧气

oxígeno

산소

oxígeno

SMoxygen

oxígeno

m oxygen; — domiciliario home oxygen; — hiperbárico hyper-baric oxygen
Ejemplos ?
Aquí Machala tiene una nueva fuente de riqueza, cuando llegue a explotar esta mina inagotable, que tiene como yacimientos el ambiente espiritual que ofrece la localidad de la que fue Puerto Pilo: paisaje, alegría, variada gama de impresiones, llenas de luz y color; calor y humedad salina; brisas y abundante oxígeno yodado para los pulmones, para las vidas cansadas del urbanismo multifásico, lleno de ruidos ensordecedores e infectado con la combustión de máquinas y motores, que permanecen poniendo en el aire exhalaciones intoxicantes de óxido de carbono.
Cuando la tierra se extendía en lo infinito, llevando el oxígeno puro en sus columnas de llamas y el platino fundido en sus mares de fuego, aparecería en los espacios más bella, más luminosa, más esplendente que hoy, como aparece más bello el encendido volcán que la muda nieve en la montaña; pero no podría ser habitación del espíritu, pues para celebrar sus nupcias con esta entidad misteriosa y encerrarlo en la cadena de las formas por medio del humano organismo, ha necesitado enfriarse mucho, desprenderse de mucha luz y de mucho fuego, perder en gran parte su antiguo esplendor celeste.
Es un regazo de contemplación artística y de reposorio vital para la abundancia de auras perfumadas, cargadas de oxígeno sonoro de sus multicolores aves y plantíos.
Con ellos vio que el pecho de la joven se dilataba, y que su mano se dirigía a un cristal de la berlina. -¡Ya consume más oxígeno que yo!
La vida de los árboles, a través de 100 y 200 años, según la calidad de ellos, constituye, hablando en términos alegóricos, un batallón de conscriptos voluntarios, situados en los campos, en las poblaciones, caminos y carreteras, para trabajar día y noche, bajo las normas del Código de la Naturaleza, recogiendo aire para la sanidad, como una fina esponja; fabricando oxígeno para la robustez de los pulmones; transpirando agua y humedeciendo la atmósfera; afirmando los terrenos propensos a la erosión, con la cabellera de sus raíces y reteniendo, cada día más, la humedad necesaria para la vida de la comarca.
Se sabía desde hacía mucho que el aire que nos circundaba era un compuesto de oxígeno y nitrógeno, en proporción respectiva de veintiuno y setenta y nueve por ciento.
Un exceso anómalo de oxígeno produciría, según estaba probado, una exaltación de los espíritus animales, tal como la habíamos sentido en esos días.
Sobre todo la hidrografía que ha de verse afectada con tanta contaminación, pues el hidrógeno habrá de desplazar poco a poco al oxígeno y ni nuestro desierto resistirá...
Mas en la estática visión de aquella inercia, una voz potente y melodiosa, brotada desde un lugar impreciso, invadió el espacio nebuloso penetrando, cual oxígeno, hasta el centro de los hombres divididos y reconfigurándolos diversos, les dio sentido a nuevos sentidos.
No puede pensarse ni concebirse uno sin el otro. Ambos son como el hidrógeno y el oxígeno que se unen para formar el agua. La conciencia moral revolucionaria constituye el motor para dejar atrás la prehistoria humana y entrar definitivamente a la verdadera historia, la sociedad realmente humanista.
CLIMA Tiene un clima ardiente, pero refrescado por la acción benéfica de sus altas montañas cercanas, como Sabayán, Chilca y otra que la envuelven con su oxígeno tonificante.
Era el momento en que, so color de tomar aire, se tomaba amor, que es oxígeno del alma, y no la higiene, sino la eterna sed sentimental, había determinado a tantas muchachas bonitas y a tantos donceles medianamente gallardos a pisar el polvo o comprar las sillas del concurridísimo paseo...