orillo


También se encuentra en: Sinónimos.

orillo

s. m. TEXTIL Extremo o remate de una tela en pieza, hecho en un hilo más basto y de uno o más colores.

orillo

 
m. Orilla del paño, hecha gralte. de la lana más basta y de uno o más colores.
Sinónimos

orillo

sustantivo masculino
Traducciones

orillo

cimosa

orillo

Selvage

orillo

Selvage

orillo

SMselvage
Ejemplos ?
¡Ah, si una brisa de primavera refrescase y halagase aquel yerto corazón!... Y doña Maura se atusó el pelo de las sienes, se enderezó en la silla, escondió el pie mal calzado con babuchones de orillo...
El piso, pintado y lustrado, helaba los pies. No había más alfombra que una pequeña de orillo para los pies de la cama. La chimenea, de mármol común, estaba adornada con un espejo, unos candelabros de cobre dorado y un vulgar jarrón de alabastro, donde bebían dos pichones, que eran las asas.
Estaba descosiendo el forro de un vestido, cuyos retales se esparcían a su alrededor; la señora Bovary madre, sin levantar los ojos, hacía crujir sus tijeras, y Carlos, con sus zapatillas de orillo y su vieja levita oscura que le servía de bata de casa, permanecía con las dos manos en los bolsillos y tampoco hablaba; al lado de ellos, Berta, con delantal blanco, rastrillaba con su pala la arena de los paseos.
Fue el caso que entré en San Pedro a buscar al licenciado Calabrés, clérigo de bonete de tres altos hecho a modo de medio celemín, orillo por ceñidor y no muy apretado...
— ¿Tocaste las quinas de tu caramillo? — Y al trocar las cintas, mucho cantarcillo. Diome aqueste orillo. Nuestr'amo: ya soy desposado.
Los diablitos, no contentos con jugar en el patio de su casa a la pelota, fuese de orillo o de badana, se juntaban, con su permiso, en las calles, y déle pelota en las paredes de los edificios, pagando el pato los faroles del alumbrado y los vidrios de las ventanas, a pesar de las penas impuestas desde el tiempo del Gobernador Bustamante y Guerra.
Tan pronto oía la campanilla, corría al encuentro de Madame Bovary, le tomaba el chal, y ponía aparte, debajo del mostrador de la farmacia, las gruesas zapatillas de orillo que llevaba sobre su calzado cuando había nieve.
Doña Maura, iluminada por una idea, adelantando ya sin recelo los babuchones de orillo, empujó a Saletita, que, sin cesar de reír, tropezó con don Pánfilo.
Albarracín participa en una guerrilla que derrota una compañía boliviana En el valle de Sama y luego bajo las órdenes de Manuel Mendiburu se enfrentan a las fuerzas de José Ballivián hasta desalojarlos de No Moquegua. Las batallas de Montón y Orurillo en abril de 1842 son el finen las cuales el participó y en la de orillo perdió.
Tradicionalmente, el término «orillo» se aplica solamente a los tisajes o telas pero actualemente se puede aplicar también a los tejidos de punto hechos a mano.
En tejido procedente de tejeduría es el borde paralelo a la urdimbre que se produce al dar la vuelta un hilo de trama al final de una línea durante el proceso de fabricación de los tejidos. En tejidos de punto el orillo es el borde lateral, sin terminar, que no es ni el principio, ni el remate de la pieza.
Los orillos se forman en los dos bordes laterales, según emerge la tela del telar, durante el proceso de tejido. El tipo de tejido utilizado para construir el orillo puede ser el mismo o diferente del utilizado para la tela.