oratoria


También se encuentra en: Sinónimos.

oratoria

1. s. f. RETÓRICA Arte de hablar bien en público.
2. LITERATURA, RETÓRICA Género literario formado por el discurso, el panegírico, el sermón y otros.

oratoria

 
f. Arte de hablar en público para instruir, persuadir o excitar los ánimos y moverlos a una acción determinada o simplemente para deleitarlos.

oratoria

(oɾa'toɾja)
sustantivo femenino
1. arte de convencer a un auditorio con la palabra la oratoria de los presidentes
2. literatura género de obras escritas para ser dichas oralmente Discursos y disertaciones son parte de la oratoria.
Sinónimos

oratoria

sustantivo femenino
elocuencia, retórica*.
Por ejemplo, la oratoria o la elocuencia romana.
Traducciones

oratoria

talekunst

oratoria

Redekunst

oratoria

oratory

oratoria

art oratoire

oratoria

szónoki beszéd

oratoria

oratoria

oratoria

redekunst

oratoria

oratória

oratoria

Oratorium

oratoria

oratorium

oratoria

oratory

oratoria

SForatory
concurso de oratoriapublic speaking competition
Ejemplos ?
Esa actividad republicana enorme, ubicua, verdaderamente incansable durante cuarenta años, ha consistido en una abundantísima producción oral, y con ser tan tenues, tan leves los cuerpos de las palabras, han sido tantas las pronunciadas por los republicanos, que se han condensado en un recio muro, puesto en torno a la Monarquía, a la Monarquía tradicional, a la Monarquía lealista y extranacional, de tal manera que la defensa más poderosa que hasta ahora ha tenido la Monarquía ha sido esa muralla china de la oratoria republicana.
No trataremos, dadas las malas condiciones acústicas del local, de seguir a nuestro elocuente conciudadano en los diferentes períodos de su respuesta, adornada con las flores más elegantes de la oratoria.
La señora Antonia, la viuda, tenía a su cargo el pésame y la oratoria consoladora, por ser la más suelta de lengua y de mejor explicación entre todas las viejas de la parroquia de Boiro.
El análisis histórico es también en cierto modo trabajo de laboratorio y si de sus oficinas no fluyen los olores penetrantes y agrios que caracterizan a las que manipulan con ingredientes y sustancias químicas, salen otras emanaciones que no hieren en seguida el olfato, pero a la larga son no menos insoportables porque producen sopor, cansancio y fastidio… Porque a pesar de “laboratoristas”, no se nos oculta esa verdad y tratamos – en lo posible – de contemplarla y porque carecemos además del instrumento adecuado – que quizás exista – para realizar con elementos y motivos de prosaico análisis, variaciones de oratoria atractiva y musical o severa y de aires filosóficos, renunciamos en parte a nuestra primitiva y excesiva aspiración.
Pomponio, Horacio, Itálico, Catulo, Marcial, Valerio, Séneca Avieno, Lucrecio, Juvenal, Persio, Tibulo, y tú ¡oh Ovidio de sentencias lleno! que aborreciste el foro y la oratoria por seguir de las nueve el coro ameno etcétera.
No pudiendo hacerse el muerto por completo a las exigencias del banco azul, y después de haber hablado con todos sus compañeros y de haber sido provocado por la contundente oratoria del señor Vinades, se levantó el gracioso ministro, o ministro de la Gracia; pero como aquel que va a tomarse a pecho una azumbre de agua ruda o a sacarse un par de muelas.
La música, el canto, la danza (el baile de salón), la declamación, la oratoria, ciertos poemas, la pintura (dibujos y graffitis), la cinematografía, el video, la fotografía son las ramas artísticas que más inquietan al adolescente.
No se hizo rogar la vivaracha abuela: sacó su silla al centro de la sala, y antes de sentarse declamó muy airosa y oratoria: "Atención, nobles señores Y las damas del decoro.
Y aquella vocecilla gangosa que se desquebrajaba al salir por aquella dentadura desportillada, daba el tono, el acento, el carácter místico de oratoria sagrada.
El obispo no probaba su afirmación de un modo experimental y práctico, y los familiares seguían erre que erre, negando a todos los vizcaínos, menos a Su Señoría Ilustrísima, la capacidad para la oratoria sagrada.
y... cuantos adornos usa la oratoria del Correo; esto nos cuesta trabajo. EL DUENDE.- Señor de Arriala, nos olvidamos de que no soy redactor del Correo...
¿Se ha hablado de la aplicación de esta declamación a la oratoria y de la diferencia de esta declamación cuando es dramática, cuando forense y cuando sagrada?