opulento

(redireccionado de opulentas)
También se encuentra en: Sinónimos.

opulento, a

(Del lat. opulentus , rico, poderoso.)
1. adj. Que tiene abundantes riquezas y vive de ellas se casa con un opulento comerciante. acaudalado
2. Que es abundante o muy desarrollado es una modelo de opulentas formas; todos envidian su opulenta cabellera. exuberante escaso

opulento, -ta

 
adj. Que tiene opulencia.
Sinónimos

opulento

, opulenta
adjetivo
rico*, abundante, copioso, ubérrimo, riquísimo, acaudalado*.
Opulento intensifica el significado de los tres primeros adjetivos; aplicado a cosas se parece a ubérrimo; aplicado a personas, a riquísimo.
Traducciones

opulento

opulent

opulento

opulento

opulento

华丽

opulento

華麗

opulento

opulentní

opulento

부유한

opulento

ADJ
1. (= lujoso) → luxurious; (= rico) → opulent, affluent
2. (= abundante) → abundant
Ejemplos ?
Se ha visto, según Estrabón, Plinio y el Periplo, que la fabricación de las estofas de algodón en la época de la era cristiana se había extendido hasta Egipto y Persia y que los productos primorosos de las fábricas de la India, tales como muselinas e indianas lisas o con dibujos, eran comprados por los navegantes griegos en los puertos del Egipto y de Arabia de donde penetraron luego, como puede presumirse, en la capital del imperio romano así como en algunas ciudades opulentas de Grecia.
Pronto se encontró huérfano y fue puesto bajo el cuidado de sus dos hermanas mayores. Hacia 1870 se mudó a Tiflis, y en 1872 entró a trabajar como sirviente de familias opulentas.
En este tiempo Cicerón se refiere a ella como «firmissima et splendissima populi Romani colonia». Mela dice que Bolonia, Patavium y Mutina eran las ciudades más opulentas de esta parte de Italia.
En este tiempo la Baja Nubia experimentó un florecimiento. La presencia de muchos cementerios con sepulturas relativamente opulentas atestigua un bienestar general.
Es frecuente que las personas con gota sean obesas y tengan enfermedades asociadas a la obesidad, como diabetes e hipertensión, presentando por lo tanto riesgo elevado de presentar enfermedades del corazón. La gota es más común en las sociedades opulentas, debido a una dieta rica en proteínas, grasas y alcohol.
Igualmente circuló también la leyenda que indicaban que eran ciudades opulentas que la habían formado un grupo de pobladores exiliados de las ciudades sur-australes de Chile, principalmente de Osorno, y en menor medida de algunas ciudades cercanas de más al norte (como Valdivia y Villarrica); los cuales al escapar se salvaron del ataque sufrido a la destrucción de las siete ciudades, cuando estas ciudades fueron destruidas por los mapuches y huilliches (hecho sucedido luego del desastre de Curalaba, a fines del siglo XVI).
Seria injusto que las sociedades del Tercer Mundo continuaran pagando, con su marginalismo, el costo de la prosperidad que disfrutan unas cuantas sociedades opulentas.
Degollaré ante la pira, para vengar tu muerte, doce hijos de ilustres troyanos, y en tanto permanezcas tendido junto a las corvas naves, te rodearán, llorando noche y día, las troyanas y dardanias de profundo seno que conquistamos con nuestro valor y la ingente lanza, al entrar a saco opulentas ciudades de hombres de voz articulada.
Y una que trajo de color de oro mayo gentil espléndida mañana, con sol de fuego que arrancó resinas de las olientes montaraces jaras, e hizo bramar al encelado ciervo junto al aguaje en que su sed templaba, e hizo gruñir al jabalí espantoso, e hizo silbar a las celosas águilas que por encima de los altos riscos persiguiéndose locas volteaban...; una mañana que vertió en la sierra toda la luz que de los cielos baja, todas las auras que la sangre encienden, todos los ruidos que el oír regalan, todas las pomas que el sentido enervan, todos los fuegos que la vida inflaman...; por entre ciegas madroñeras húmedas, por entre redes de revueltas jaras, por laberintos de lentiscos vírgenes y de opulentas madreselvas pálidas...
Juan Mar tin de Puyrredon: el temor, y desaliento, que se lee en los semblantes pavorosos de este resto de tiranos, que con barbara fiereza oprime á Montevideo, á esa ciudad desgraciada, que debiendo ser por su localidad una de las mas opulentas del continente, la reduce à su ultima linea el orgulloso despotismo de sus gobernantes: la serenidad del tiempo: la hermosura de las noches: todo parece, que se habia preparado por el Dios de la LIBERTAD, para hacer mas gránde, y magestuosa la celebridad del memorable dia 25 de Mayo, y manifestar á los despotas, que hasta la naturaleza se complace en la felicidad de los mortales.
Y, si arrogante, en opulentas cortes, aunque de hielo tu esplendor fascina, ¡oh!, más nos enamoras, candorosa, palpitante de amor, libre y sencilla.
Los árboles se cubren rápidamente con frondas opulentas de un verde claro y nuevo; el suelo desaparece bajo una hierba de esmeralda que, a su vez, se viste un día con el amarillo de las margaritas otro con el morado de los cantuesos.