oprobio

(redireccionado de oprobios)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con oprobios: oprobioso

oprobio

(Del lat. opprobium.)
s. m. Deshonra, vergüenza pública aquella acusación fue un oprobio para toda la familia. infamia
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.

oprobio

 
m. Ignominia, afrenta, deshonra.
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.

oprobio

(o'pɾoβjo)
sustantivo masculino
ignominia o vergüenza pública un sentimiento de oprobio
Kernerman English Multilingual Dictionary © 2006-2013 K Dictionaries Ltd.
Sinónimos

oprobio

Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos Vox © 2016 Larousse Editorial, S.L.
Traducciones

oprobio

Schmach

oprobio

opprobrium

oprobio

opprobre

oprobio

الازدراء

oprobio

skam

oprobio

SM (frm) → opprobrium (frm), ignominy
Collins Spanish Dictionary - Complete and Unabridged 8th Edition 2005 © William Collins Sons & Co. Ltd. 1971, 1988 © HarperCollins Publishers 1992, 1993, 1996, 1997, 2000, 2003, 2005
Ejemplos ?
¿ de los que ejecutaran una tan torpe y fea acción? Es constante que, comparando una acción con otra, dirían tantos oprobios como refieren .
No el tuyo, leve, a malos adulterios dado, tu hombre, oprobios indecentes persiguiendo, de tus tiernos pechos 100 querrá levantarse, sino como la flexible vid los contiguos árboles estrecha, se estrechará en tu abrazo.
Su alegría es para nosotros el testimonio más alto y el compromiso más entrañable. En efecto, para que esos jóvenes y esos niños vivieran una vida limpia de oprobios, entramos en la guerra que ha concluido.
Podemos quejarnos muchas veces de los hados, pero no los podemos mudar, porque son duros e inexorables. Nadie los mueve ni con oprobios, ni con lágrimas, ni con razones.
Texto Si bien aplaudieron al decir de Bruto, presto mostraron que su discurso no había agradado a todos; porque, como poco después Cinna en público empezase a maldecir a César y a gritar oprobios contra él, acusándole con desvergüenza, se enfureció el pueblo, y arremetieron a despedazarle por insolente, y lo hicieran si no se ocultara en el concurso.
Reprime tus enojos; confieso que en el ardor de la juventud me dejé arrebatar por la pasión y vomité en versos satíricos mil diatribas venenosas; pero hoy deseo que aquel encono se trueque en más tiernas afectos, y así que me retracte de tales oprobios, me vuelvas tu amistad y me entregues tu corazón.
¡Busca nobles amigos! Mas a vosotros, males muchos los dioses y diosas os den, oprobios de Rómulo y Remo. 29 ¿Quién esto puede ver, quién puede soportarlo si no un impúdico y un voraz y un tahúr, que Mamurra tenga lo que la Comata Galia tenía antes y la última Bretaña?
Entre las maldiciones y oprobios, entre las gravísimas persecuciones y crueles tormentos, no dejaron de proseguir en la predicación de la salud de los hombres.
CAPITULO XVI Del premio de los ciudadanos santos de la Ciudad Eterna, a quienes pueden aprovechar los ejemplos de Las virtudes de los romanos Pero muy distante de éste es el premio y galardón de los santos que sufren también en esta vida con paciencia los oprobios por la verdad de Dios, con la cual tienen ojeriza los amigos de este mundo.
La compostura de tales espectadores era conforme a su objeto vivas, aplausos, palmadas, destinaban a cualquiera frase de sus bienhechores; amenazas, oprobios, insultos, gritos, e impedir por último que hablasen, era lo que cabía a los que procuraban sostener las leyes y costumbres de España.
Y resaltaba el hecho de que alIí no se arrancó una sola hoja de un árbol; cómo los revolucionarios y cómo el pueblo, actuando con un sentido del orden y de la disciplina que no tiene paralelo, se habían abstenido de tocar una sola hoja de toda aquella finca donde había tantos objetos valiosos, tantos árboles, tantas construcciones, cuando en todas partes del mundo —desde la Revolución Francesa, en que el palacio de Versalles fue asaltado por la multitud o La Bastilla fue destruida—, cuando en todas las revoluciones siempre el pueblo se abalanza contra aquellos objetos, aquellas residencias que significan los símbolos de la tiranía, para destruirlas, en su sed de vengar los crímenes y los oprobios que se hayan cometido.
Y ahora escucha la conclusión, hermano León: por encima de todas las gracias y de todos los dones del Espíritu Santo que Cristo concede a sus amigos, está el de vencerse a sí mismo y de sobrellevar gustosamente, por amor de Cristo Jesús, penas, injurias, oprobios e incomodidades.