odre

(redireccionado de odres)
También se encuentra en: Sinónimos.

odre

(Del lat. uter, utris.)
1. s. m. Bota de cuero que sirve para contener líquidos, como vino o aceite. pellejo
2. coloquial Persona borracha o que bebe mucho es un odre, se pasa el día yendo de bar en bar. beodo

odre

 
m. Cuero, gralte. de cabra, que cosido y empegado sirve para contener líquidos, esp. vino.
fig.Persona borracha o muy bebedora.

odre

('oðɾe)
sustantivo masculino
piel de algún animal que se prepara para contener líquidos En el odre se suele colocar el vino o el aceite.
Sinónimos

odre

sustantivo masculino
barquino, cuero, pellejo, corambre, zaque.
Zaque es un odre pequeño.
Traducciones

odre

outre

odre

culleus, uter

odre

ožena

odre

SM
1. (= recipiente) → wineskin
2. (= borracho) → drunk, drunkard, old soak
Ejemplos ?
También aparecieron unos campesinos campanianos, conduciendo burros cargados de odres de vino, que hacían sonar campanillas de bronce; su fisonomía difería de los campesinos de hoy como una medalla difiere de un céntimo.
Le tocó un poco la blandura analgada de los enormes almohadones de raso carmesí, cuyo fasto ni había sospechado en la casa modesta, grandes como esos salmadraques vistos en lechos de aldeanos extranjeros que acaban de dar a los lechos una apariencia de cuadrúpedos de una insuperable especie doméstica, tumulares, como odres dilatacie doméstica, tumulares de un fabuloso insecto succionador...
Dilo, si es que puedo oírlo. EGEO Que no saque mi pie de los odres. MEDEA ¿Antes que hicieres alguna otra cosa, o que llegues a algún país?
es por saber si alguien solloza o ríe entre los odres que durmieron con vinos sus amores y vive realidades que no se atan a la treta de un purista o de un esteta.
El XX.- Hablo así porque estoy en España, donde el vino añejo y la misma sangre hirviente de la mocedad se echa en odres vetustos, de formas arcaicas que hemos respetado y canonizado los señores siglos.
Nadie bebe vino añejo e inmediatamente quiere beber vino nuevo. Y no se pone vino nuevo en odres viejos, para que no se revienten.
Empero llega el día en que bestias y hombres se habitúan al azote y no hacen ya caso de él; entonces, imita a la vieja murmuradora y a los cómicos trashumantes: cierra sus grifos, lía sus odres y se marcha.
Segundo libro Argumento En tanto que Lucio Apuleyo andaba muy curioso en la ciudad de Hipata, mirando todos los lugares y cosas de allí, conoció a su tía Birrena, que era una dueña rica y honrada; y declara el edificio y estatuas de su casa, y cómo fue con mucha diligencia él avisado que se guardase de la mujer de Milón, porque era gran hechicera; y cómo se enamoró de la moza de casa, con la cual tuvo sus amores; y del gran aparato del convite de Birrena, donde injiere algunas fábulas graciosas y de placer; y de cómo guardó uno a un muerto, por lo cual le cortaron las narices y orejas, y después cómo Apuleyo tornó de noche a su posada, cansado de haber muerto no a tres hombres, más a tres odres.
Todo parece indicar que su lectura y relectura de esta novela fue la que sentó las bases del Quijote, como comprobaremos varias veces a lo largo de la lectura ("Otro iba armado con quijote capacete y babera, y con su broquel en la mano, que parecía que salía del juego de la esgrima"; o por ejemplo en el episodio de los odres).
Agustín envuelto en sus aromas de odres con su sutileza desglosaba léxicos; perdidos Mateos que eclipsó la marcha en carabelas de letras fantasmas.
I Caminaba por las calles turbias tambaleando su cuerpo de ron, la nostalgia grabada en los labios y en sus ojos palabras de un dios Murmurando extrañas confusiones a la vida le llamaba flor, sus recuerdos los vestía con odres y entre ensueños vivía el corazón.
VI En sus púberes combates sin aliento ni esperanzas se cimentó la demencia de su loco amor Y en la devota arrogancia de sus odres secos se generó la agonía de sus valles...