odio


También se encuentra en: Sinónimos.

odio

(Del lat. odium.)
s. m. Sentimiento intenso de antipatía y aversión hacia una persona, un animal o una cosa que no gusta y cuyo mal se desea el odio se apoderó de mí y deseé su muerte. aborrecimiento amor

odio

 
m. Antipatía y aversión hacia alguna persona o cosa.

odio

('oðjo)
sustantivo masculino
amor sentimiento intenso de repulsa hacia algo o alguien El odio a sus enemigos lo motivaba.
Sinónimos

odio

sustantivo masculino
antipatía, aversión*, repulsión, inquina, aborrecimiento, malquerencia, encono, rencor, saña, enemistad*. amor, benevolencia.
«El odio es una pasión ciega y arraigada en el corazón viciado por el capricho, por la envidia, por las pasiones; un afecto que en ningún caso deja de ser bajo e indigno de un ánimo honrado y generoso. El aborrecimiento es un afecto nacido del concepto que forma nuestra imaginación de las calidades del objeto aborrecido, y compatible con la honradez, cuando su objeto es el vicio. De aquí es que llamamos implacable al odio, y no aplicamos ordinariamente este adjetivo al aborrecimiento, porque miramos a aquel como una pasión ciega, que nunca perdona, antes bien anda siempre acompañada del rencor y de la mala voluntad; y al aborrecimiento lo miramos como efecto de una persuasión, que la razón o el desengaño pueden llegar a destruir. Un hombre honrado perdona la ofensa de un traidor, de un asesino, porque no cabe el odio en su noble corazón: pero no puede dejar de aborrecer tan execrables monstruos de la sociedad. El aborrecimiento nos hace mirar con disgusto a su objeto; el odio nos lo hace mirar con ira.»
José López de la Huerta
Traducciones

odio

омраза

odio

Hass

odio

malamo

odio

haine

odio

odium

odio

haat

odio

ura

odio

nenávist

odio

had

odio

viha

odio

mržnja

odio

憎しみ

odio

증오

odio

hat

odio

hat

odio

ความเกลียด

odio

nefret

odio

lòng căm thù

odio

仇恨

odio

仇恨

odio

SM
1. (gen) → hatred
almacenar odioto store up hatred
tener odio a algnto hate sb
odio de claseclass hatred
odio de sangrefeud, vendetta
odio mortalmortal hatred
2. (Chile) (= molestia) → nuisance, bother

odio

m. hate, hatred.

odio

m hate
Ejemplos ?
Después de ellos nació el más joven, Cronos, de mente retorcida, el más terrible de los hijos y se llenó de un intenso odio hacia su padre.
Es preciso que todos nos exhortemos a reverenciar a los dioses a fin de evitar un nuevo castigo y conseguir volver a nuestro estado primitivo por la intercesión del amor. Que nadie se muestre hostil al amor, porque con esto se atraería el odio de los dioses.
Junto a las medidas políticas, económicas y sociales, el derecho constituye uno de los principales medios de conseguir la igualdad, en dignidad y en derechos, entre los individuos, y de reprimir toda propaganda, toda organización y toda práctica que se inspiren en ideas o teorías basadas en la pretendida superioridad de grupos raciales o étnicos o que pretendan justificar o estimular cualquier forma de odio y de discriminación raciales.
Ahora bien, en Izmachi su corazón era único; no había alertas, no había dificultades; el gobierno estaba en reposo; no había guerras, revueltas; solamente la calma, solamente la paz, en sus corazones. No había envidia, no había odio; en sus acciones, pequeña era su fuerza; no había nada importante, no había engrandecimiento.
Defendamos con fe, con capacidad de amar, que no nos llenen el espíritu de odio porque no lo tenemos, pero tampoco queremos la impunidad.
-concluyó dirigiéndose a doña Teresa -¡figúraseme que no hay motivo para que me eche usted esas miradas de odio; pues ya no puede tardar en venir mi primo Alvaro, y las librará a ustedes del Capitán Veneno!...
Todo esto va induciendo en los pueblos un desaliento universal, que dentro de breve puede convertirse en odio de nosotros y de nuestro gobierno, y tal vez estimularlos á una vileza, de maquinar por conseguir su seguridad propia.
Durante la revolución de Ayutla salí del colegio á tomar las armas por odio al despotismo: en la guerra de Reforma combatí por los principios, y en la lucha contra la invasión extranjera, sostuve la independencia nacional hasta restablecer al gobierno en la capital de la República.
Una comisión de carniceros marchó a ofrecérselo a nombre de los federales del matadero, manifestándole in voce su agradecimiento por la acertada providencia del gobierno, su adhesión ilimitada al Restaurador y su odio entrañable a los salvajes unitarios, enemigos de Dios y de los hombres.
El odio como factor de lucha; el odio intransigente al enemigo, que impulsa más allá de las limitaciones del ser humano y lo convierte en una efectiva, violenta, selectiva y fría máquina de matar.
Nuestros soldados tienen que ser así; un pueblo sin odio no puede triunfar sobre un enemigo brutal. Hay que llevar la guerra hasta donde el enemigo la lleve: a su casa, a sus lugares de diversión; hacerla total.
Solamente los hechiceros de la ambición pudieron confeccionar corona que quitase corona, honra que atosigase la honra, vida que envenenase la vida, -61- adoración que produjese el desprecio, aplauso que granjease odio.