oculto

(redireccionado de oculta)
También se encuentra en: Sinónimos.

oculto, a

(Del lat. occultus , escondido.)
1. adj. Que no se ve o no se sabe porque está tapado o escondido ocultos designios; causa oculta; puerta oculta. patente, visible
2. a ocultas loc. adv. A escondidas, de manera que no se puede ver o saber salió a ocultas, aprovechando la oscuridad de la sala.
3. de oculto loc. adj/ loc. adv. De incógnito la famosa actriz viaja de oculto para evitar a la prensa.
4. en oculto loc. adv. En secreto las autoridades decidieron tratar el tema en oculto.

oculto, -ta

 
adj. Que no se da a conocer ni se deja ver ni sentir.
Díc. esp. del conjunto de fuerzas materiales o espirituales desconocidas de la mayoría de los hombres.
V. ciencias ocultas.
En oculto. loc. adv. En secreto.

oculto, -ta

(o'kulto, -ta)
abreviación
1. que no se deja ver sentimientos ocultos
2. patente que no tiene explicación o no se puede entender fácilmente intenciones ocultas
Traducciones

oculto

skrytý

oculto

skjult

oculto

piilevä

oculto

caché

oculto

sakriven

oculto

隠された

oculto

숨겨진

oculto

verborgen

oculto

skjult

oculto

ukryty

oculto

dold

oculto

ซึ่งปิดบัง

oculto

saklı

oculto

tiềm ẩn

oculto

隱藏

oculto

ADJ
1. (= escondido) → hidden, concealed
permanecer ocultoto stay hidden
2. (= misterioso) (gen) → mysterious; [pensamiento] → inner, secret; [motivo] → ulterior
3. [poderes] → occult
V tb ciencia 2

oculto-a

a. occult, concealed, not visible.
Ejemplos ?
Pero demasiadas personas son todavía tratadas injustamente por pertenecer a un grupo determinado, ya sea nacional, étnico o religioso, definido en función del género o del origen. A menudo esta discriminación se oculta tras falaces pretextos.
Y en esta penumbra verde, moteada de inquietos puntos de sol; en este ambiente rumoroso, donde aletean tenues mariposas, zumban pesados insectos de metálico coselete y alas estridentes, y vuela el regio faisán, aristócrata del aire, extienden las rosas su erupción primaveral: unas, encendidas, de color de aurora; otras, pálidas y sedosas, con el tinte suave de la carne femenil oculta bajo el misterio de las ropas.
Este juego es simple, y se juega con canicas. Uno de los jugadores oculta en su mano una cantidad de esas canicas, y pregunta a otro si ese número es par o non.
La propia furia de Carmelo cuando los aldeanos aludían al secreto de las onzas, era delatora, era imprudente. Y Carmelo creía que la oculta arquilla hablaba, gritaba, hacía señales, despertando codicias y atrayendo a los malhechores.
En el cuarto de junto una madre desolada no oculta su llanto; dos jóvenes aprietan puños y dientes y sin mirar, miran la alfombra desgastada de aquel sitio.
Pintaremos antes de la Palabra de Dios, antes del Cristianismo: lo reproduciremos porque no se tiene la visión del Libro del Consejo, la visión del alba de la llegada de ultramar, de nuestra sombra, la visión del alba de la vida, como se dice. Este libro es el primer libro, pintado antaño, pero su faz está oculta al que ve, al pensador.
Es un pobre gaucho, con todas las imperfecciones de forma que el arte tiene todavía entre ellos, y con toda la falta de enlace en sus ideas, en las que no existe siempre una suce- sión lógica, descubriéndose frecuentemente entre ellas apenas una relación oculta y remota.
A la inversa de lo ocurrido en las ciudades lusitanas o de ese origen y en las españolas de Andalucía o indianas con mayoría de habitantes de esa estirpe de tradición morisca, lugares, todos, donde la mujer vivía entonces casi oculta para quienes no fuesen sus familiares próximos, en Montevideo desde los primeros tiempos la mujer salía libremente a la calle y en su hogar tenía estrado amplio para recibir y agasajar a los visitantes extraños y extranjeros que el esposo o el padre juzgaban dignos de recibir bajo el techo familiar.
Olvidados de las leyes que los unían, del expreso pacto de mutuo socorro celebrado, y teducidos por la pasión oculta de apropiarse el trabajo ajeno, los fuertes oprimían á los débiles; con el físico poder se hacían dueños de sus sudores y fatigas.
Antonio pedía que se leyese en público, y que el cuerpo no se sepultase oculta ni ignominiosamente, porque el pueblo alborotado no se irritase más.
Verdaderamente, no se me oculta que pudiera existir algo de eso de parte de muchos diputados “frívolos” en el concepto de don Manuel Calleros.
La veo espesarse, dulce sombra caída del cielo: ahoga la ciudad como una ola inaprensible e impenetrable, oculta, borra, destruye los colores, las formas; oprime las casas, los seres, los monumentos, con su tacto imperceptible.