obvio

(redireccionado de obvia)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con obvia: obviar

obvio, a

(Del lat. obvius, que sale al paso.)
1. adj. Que es muy claro y evidente es obvio que no se ha enterado de nada. manifiesto, patente
2. Que está delante de los ojos.

obvio, -via

 
adj. Visible y manifiesto.
fig.Muy claro o que no tiene dificultad.

obvio, obvia

('oβio, 'oβia)
abreviación
que es muy evidente Es obvio que está celoso.
Traducciones

obvio

zřejmý

obvio

åbenlys

obvio

ilmeinen

obvio

očit

obvio

明らかな

obvio

분명한

obvio

óbvio

obvio

uppenbar

obvio

เห็นได้ชัด

obvio

açık

obvio

rõ ràng

obvio

明顯

obvio

ADJobvious

obvio-a

a. obvious, evident.
Ejemplos ?
Conviene especialmente que mis conciudadanos estén seguros de que la probidad en la administración pública se ha incorporado indisolublemente al patrimonio ideológico de la nación, de suerte que la decencia en el funcionario debe ser consubstancial, toda vez que la mera condición de servidor público tendrá que suponer una obvia honorabilidad.
En los Estados Unidos, entre todos los países, ningún partido podía esperar inteligentemente que sus tesis triunfaran sin antes ganar para sus ideas a una mayoría de la nación, como el partido nacional hizo con el tiempo." Debo admitir por completo la dificultad de explicar los derroteros de los anarquistas bajo cualquier otra teoría que no sea que estaban subvencionados por los capitalistas, pero al mismo tiempo, no hay duda de que la teoría es completamente errónea. Ciertamente no era mantenida en su época por nadie, aunque pueda parecer tan obvia en retrospectiva.
En el sistema educativo se obvia la utilización de nuestra cabeza, imaginación, creatividad y solidaridad, realidades que están muy lejos de los centros de enseñanza.
no resistí más... Me invitó a la terraza y allí... obvia tontería de folletón... sus labios se acercaron tanto a los míos que ya no pude vencer lo callado.
La sociedad del Este, desde Cerro Largo hasta Maldonado, por fuera de los límites jurisdiccionales de Montevideo, vivía empapada de hábitos y costumbres riograndenses por la misma razón obvia de aproximación e intercambio que anotamos en el caso anterior.
El triunfo auténtico de todo maestro, en el sentido de otras profesiones más comerciales, nunca será directamente para él; aunque en ello gane su mejor premio; sino para sus alumnos, en cuanto éstos lleguen a una maduración redituante para la sociedad que invirtió en ambos. Obvia cursilería para muchos, arrinconado en el olvido, el buen maestro contemplará el ascenso de quienes fueron sus alumnos y desde el silencio de su satisfacción, acaso bonachona, como aquel viejo maestro citado por Don Vicente Riva Palacio, en su cuento El buen ejemplo, aceptará gustoso la convicción de ver a su antiguo niño, o adolescente, o joven, encumbrarse para el bien social.
Por eso sorprende que aún la ceguera de algunos dinosaurios burócratas o de arribistas que se las dan de eruditos, intenten tapar una realidad tan obvia.
Así, una operación simplicísima y obvia influyó mas sobre su crédito, que sus grandes talentos, sus profundos estudios, y sus excelentes obras.
¿Cómo hacerlo sin que se continúe la estéril rutina de siempre en lo relativo a la estructuración idiomática con base en normativismos momificados e inconexos, distantes de su práctica real? La respuesta es obvia: Indudablemente que en las escuelas y en la sociedad que las genera; en ellas están los caminos.
La respuesta es obvia porque hemos logrado construir una economía bien estructurada, que servirá, sin duda, de base para otras grandes soluciones a las grandes alternativas nacionales.
No es preciso suponer un renacimiento moral de la humanidad, o una destrucción al por mayor de los malvados y una supervivencia de los buenos, para explicar el hecho que tenemos ante nosotros. Encuentra su sencilla y obvia explicación en la reacción de la naturaleza humana ante un entorno que ha cambiado.
Sin embargo, las escuelas seguidoras de una educación burocrática parecen empeñadas en destruir al ser humano que germina en cada educando; arrasa parejo con todos; no permite el florecimiento personal en función de las interacciones socio-histórico-culturales. O la vuelven tan pragmaticista que se hace obvia e inútil.