oblación


También se encuentra en: Sinónimos.

oblación

s. f. RELIGIÓN Ofrenda y sacrificio que se hace a la divinidad.

oblación

 
f. rel. Acción de ofrecer algo a Dios.
Sinónimos

oblación

sustantivo femenino
Traducciones

oblación

oblation

oblación

oblazione

oblación

قربان

oblación

oblation

oblación

oblation

oblación

oblation

oblación

SFoblation, offering
Ejemplos ?
1-7). Presenta tres tipos de sacrificios: el holocausto, el sacrificios de oblación y el sacrificio de comunión. Cada uno de estos tipos de sacrificio tiene un significado distinto.
También se lo conoce como: Ashwa medhá iagñá Ashva medhá Ashwamedha Ashvamedha Asvamedha Aśvamedha अश्वमेध (en letra devánagari) El término proviene de las palabras sánscritas aśva 'caballo' y medha 'ofrenda animal, oblación'.
El 15 de agosto de 1425, día de la Asunción, Francisca, junto con nueve compañeras, hizo su oblación a la abadía de Santa Maria Nuova, con lo que se convirtió en miembro de la cofradía de oblatas benedictinas bajo la dirección de los monjes olivetanos, pero ni con clausura ni con votos, para poder seguir el modelo de una vida que combinaba la contemplación con el servicio a los necesitados de la ciudad.
Porque muy bien, y rectamente se ofrece el sacrificio cuando se ofrece a Dios verdadero, a quien sólo se debe el sacrificio; pero no se reparte bien, y proporcionalmente cuando no se diferencian bien o los lugares, o los tiempos, o las mismas cosas que se ofrecen, o el que las ofrece, o a quien se ofrecen, o aquellos a quien la oblación se distribuye y reparte para comer...
En medio al campo, sobre monte erguido, un altar se levanta; y en sus humildes manos el ungido eleva la hostia santa. Hace salva el cañón; rompe sonora militar armonía: la hueste arrodillada a Dios implora y su oblación le envía.
¿Por qué advierten a sus sacerdotes que les conviene abstenerse de comer ciertos animales, sin duda con el objeto de que no se mancillen y profanen con los vapores o hálitos de los cuerpos, y por otra parte gustan y dejan captarse de otros vapores más peniciosos, y de la oblación de los holocaustos, víctimas y sacrificios, prohibiendo a sus sacerdotes que no toquen los cuerpos muertos, siendo innegable que la mayor parte de sacrificios que se les ofrece constan de cuerpos muertos?
Añádese que ante tan terrible escarmiento volvió en sí el Conde, y tocado de la gracia, habiendo por las oraciones de los religiosos y la intercesión del beatísimo Toribio, él y su gente recobrado la vista, hizo oblación de su persona y de cuanto poseía en Liébana á Santo Toribio, á Hopila, abad del monasterio, y á sus monjes; llevó su largueza hasta el extremo de hacer donación al mismo monasterio de la iglesia de Santa María que acababa de edificar, de la de San Román que de antes existía en su villa, y de todo cuanto en ésta le pertenecía, con sus heredades y collazos, además de la villa de Maredes que había comprado al Rey, y de la villa de Bodia, heredada de sus antepasados.
Y, crüenta oblación de las mujeres, vivirás sacrificio de unos ojos que te estiman, al paso que te hieres y te llevan el alma por despojos.
Para poner a cubierto el notorio honor, buena fe y sentimientos patrióticos de don José Antonio de Campino, en la generosa oferta que hizo al Gobierno, y la narración equivocada en el Monitor, número tercero (9), a que alude esta representación; imprimase en el inmediato la oferta original del ocurrente, a consecuencia del presente decreto. - Pérez - Infante. Copia del rasgo con que don José Antonio Campino hizo su oblación a la Patria. Excmo.
El ciudadano Nicolás Matorras y San Martín 10, para lo que ofrece too pesos mensuales por un año; a cuyo fin refrendara su oferta haciendo desde ahora la de su persona y todos sus bienes para el caso necesario. :El doctor don Mariano de Egaña ha ofrecido servir y está desempeñando la Secretaria sin sueldo, de que ha hecho oblación.
Cuando tenemos nuestro corazón levantado y puesto en Dios, entonces nuestro corazón es un verdadero altar, aplacamos su justa indignación por la mediación de un sacerdote, que es su unigénito; le ofrecemos sangrientas víctimas cuando peleamos valerosamente en defensa de las verdades de su incontrastable fe hasta derramar la sangre y rendir la vida en testimonio de estas verdades indefectibles; quemamos y le ofrecemos un suavísimo incienso cuando, postrados ante su divina presencia, nos abrasamos en su santo e inefable amor; ofrecémosle sus dones en nosotros v a nosotros mismos, y en esta oblación piadosa le volvemos lo que realmente es suyo...
Porque sus acciones eran perversas y detestables y las de su hermano santas y buenas», se nos da a entender que no miró Dios a sus oblaciones, porque repartía mal, dando a Dios lo peor de sus bienes y reservando para sí los mejores, cual hacen los que, siguiendo no la voluntad de Dios, sino la suya, esto es, los que viviendo no con recto, sino con perverso corazón, ofrecen a Dios oblación y sacrificio con que piensan que le obligan no a que les ayude a sanar de sus perversos apetitos, sino a cumplirlos y satisfacerlos.