oaxaqueño

(redireccionado de oaxaqueña)

oaxaqueño, a

1. adj. De Oaxaca, ciudad y estado mexicanos.
2. s. Persona natural de esta ciudad o de este estado.

oaxaqueño -ña

 
adj.-s. De Oaxaca y Oaxaca de Juárez.
Ejemplos ?
En la ciudad se pueden encontrar sitios de exposición artística tales como: El Centro Fotográfico Álvarez Bravo, El Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca(IAGO) El museo de arte contemporáneo El Museo Textil El Museo de los Pintores El Museo del Ferrocarril El Museo de las Artesanías La Casa de la Cultura Oaxaqueña La Casa de la Ciudad Centro Cultural Santo Domingo El Centro de las Artes de San Agustín Museo de la Filatelia Jardín Etnobotánico de Oaxaca Asimismo, la ciudad cuenta con la Escuela de Bellas Artes afiliada a la Universidad Autónoma "Benito Juárez" de Oaxaca.
Don Eduardo Vasconcelos para destinarlo a Escuela Oaxaqueña de Bellas Artes conforme al decreto del 14 de julio de 1950 que expidió la XL Legislatura del estado." El edificio de la Escuela de Bellas Artes; ubicado dentro de Ciudad Universitaria.
El uno y dos de noviembre los grandes panteones de la capital Oaxaqueña, El Panteón Jardín y el Panteón San Miguel mejor conocido como Panteón General se visten de gala para recibir a los cientos de visitantes que no solo llegan de diferentes partes de la región oaxaqueña, también lo hacen del interior del país y del extranjero.
Como se dijo más arriba, en Teotihuacan fue encontrado un barrio completo de zapotecos, que tenía su correspondiente en la metrópoli oaxaqueña.
Queda de manifiesto en lugares como la Alameda de León, un atractivo jardín inaugurado para honrar al gobernador del Estado, general Antonio de León, el 13 de octubre de 1843, el romanticismo propio de este paraje se intensifica en el estilo constructivo del Edificio Central de la Universidad, en el edificio del Instituto de Ciencias y el Palacio de Gobierno completado en 1887. A comienzos del siglo XX el eclecticismo caracteriza la arquitectura oaxaqueña.
También otros platillos a considerar son: el pozole, el quesillo (queso Oaxaca), los tamales de hoja de plátano, los chapulines, el Tasajo, la Salchicha Oaxaqueña, los diversos dulces regionales (mamón, barquillo de lechecilla, cocada, merengue, entre otros), las nieves de Garrafa, el agua de Chilacayota, el chocolate, el Chocolateatole, los distintos tipos de panes: el pan de yema, el pan resobado, las hojaldras, pan de cazuela(pan relleno de chocolate), el pan amarillo, los molletes (pan con sabor a panela)y el mezcal, tanto de gusanito como el curado de ciruela, nanche (mezcal con cualquiera de estas frutas) Champurrado.
Variedad de dulces regionales: nenguanitos, marquesote, rosca de yema, empanadas de lechecilla, piña y coco, cocadas, mamones (que es un pan color rojo) y borrachos (es un pan color amarillo poroso), mojado con almíbar. Mercado 20 de noviembre Sin duda parte importante de la gastronomía oaxaqueña es el Mercado 20 de noviembre.
Sobre la entrada oriente que desemboca a la calle Miguel Cabrera, se alinean los puestos que venden carne de res y de puerco como: tasajo, chorizo, salchicha de Ejutla, cecina enchilada o blanca, para prepararse en anafres, como tradicionalmente se viene realizando en la cocina oaxaqueña.
También se ha encontrado evidencia de ellos en Teopantecuanitlán (Guerrero), y en Chalcatzingo (Morelos), y se presume que sus relaciones con las áreas oaxaqueña y Maya contribuyó con el desarrollo cultural de esas regiones.
Siempre recordando a lo más notable de esta hermosa región del país mexicano como son sus diferentes tipos de mole, dulces típicos y platos fuertes como lo son los chiles rellenos, la carne de res o cerdo enchilada acompañados desde luego como se mencionó con las exquisitas bebidas de diferentes colores y sabores. La gastronomía de la capital oaxaqueña es sumamente rica y variada.
El mole oaxaqueño, la sopa de guías, las tlayudas y los chapulines, entre otras variedades de la gastronomía oaxaqueña fueron declarados patrimonio cultural inmaterial del Estado en el año 2010, por constituir parte de la expresión de la identidad cultural, que conserva las tradiciones y costumbres milenarias y ancestrales del pueblo de Oaxaca.
La oaxaqueña ha trabajado arduamente y se ha ido colocando en el mundo como una representante de vanguardia y de raíz, moderna y con base social, arraigada a la tierra, sin poses.