nuncio


También se encuentra en: Sinónimos.

nuncio

(Del lat. nuntius, emisario.)
1. s. m. RELIGIÓN Representante diplomático del papa que ejerce como legado ciertas facultades pontificias.
2. Persona encargada de llevar aviso o noticia de una persona a otra. mensajero
3. Palabra, signo o imagen que anuncia una cosa esas nubes son nuncio de lluvia. anuncio, señal

nuncio

 
m. El que lleva aviso o noticia de un sujeto a otro.
fig.Anuncio o señal.
catol. nuncio o nuncio apostólico Representante diplomático del Papa.

nuncio

('nunθjo)
sustantivo masculino
1. religión representante del Papa en un país el nuncio de Alemania
2. mensajero formal El nuncio del duque trajo el mensaje.
Sinónimos

nuncio

sustantivo masculino
Traducciones

nuncio

Nuntius

nuncio

nuntius

nuncio

Núncio

nuncio

Nuntius

nuncio

SM
1. (Rel) → nuncio
¡cuéntaselo al nuncio!tell that to the marines!
¡que lo haga el nuncio!get somebody else to do it!
nuncio apostólico, nuncio pontificiopapal nuncio
2. (= mensajero) → messenger (liter) → herald, harbinger
nuncio de la primaveraharbinger of spring
Ejemplos ?
Tanto en Lima como en Santiago acostimibraban esos perdidos no abo- nar lo que compraban, y se iban diciendo el rey paga. Recla- mar ante el coronel era como ir con la demanda al Nuncio de su Santidad.
Mirad: esas veleras naves que van sobre la mar sombría, dejando atrás de Atenas las riberas, mañana, cuando el día trace en Oriente la argentada raya, nuncio del sol, entre la niebla fría verán de Chipre la extendida playa, donde, con voz doliente la madre de Afrodites, a la ausente hija llamando, lánguida desmaya.» Calló, y las naves avanzando raudas dejan atrás el mágico archipiélago de las Cícladas islas, y en las aguas navegan ya del cabo, hacia el estrecho encaminando el rumbo.
mpezaba el año 24 cuando arribó a este puerto, el 1° de enero, el bergantín francés Heloisa, a cuyo bordo venía el canónigo Mastai Ferreti acompañando al Arzobispo Muzzi, Nuncio de su Santidad, en misión apostólica cerca del Gobierno de Chile.
El juicio terminó, desairosamente para el iracundo prelado, por fallo del Consejo de Indias. Lorente en su Historia habla de un acontecimiento que tiene alguna semejanza con el proceso del falso nuncio de Portugal.
Recordad el caso de la flamenquísima y enduendada Santa Teresa, flamenca no por atar un toro furioso y darle tres pases magníficos, que lo hizo; no por presumir de guapa delante de fray Juan de la Miseria ni por darle una bofetada al Nuncio de Su Santidad, sino por ser una de las pocas criaturas cuyo duende (no cuyo ángel, porque el ángel no ataca nunca) la traspasa con un dardo, queriendo matarla por haberle quitado su último secreto, el puente sutil que une los cinco sentidos con ese centro en carne viva, en nube viva, en mar viva, del Amor libertado del Tiempo.
Se agranda; brillan sus ojos cual rutilantes estrellas; brotan sus labios un río de científicas ideas; no es ya un mortal, es un ángel, de Dios un nuncio en la Tierra, un refulgente destello de la sabia omnipotencia.
Sin duda que se confía en el talismán seguro del pabellón castellano que en su osada popa puso, pabellón que en aquel siglo al Omnipotente plugo hacer de rara fortuna y de excelsas glorias nuncio.
Quizá le quite el sueño. Será un nuncio tan seguro de su destino como lo fue antes para Openshaw: -Y ¿quién es este capitán Calhoun?
290 Cuál dellos las pendientes sumas graves de negras baja, de crestadas aves, cuyo lascivo esposo vigilante doméstico es del Sol nuncio canoro, y de coral barbado, no de oro 295 ciñe, sino de púrpura, turbante.
Igualmente agradecemos el acompañamiento a la Mesa al señor Nuncio Apostólico Benniamino Stella y a la Iglesia Católica de Colombia en cabeza de Monseñor Alberto Giraldo, presidente de la Conferencia Episcopal Colombiana, y a Monseñor Francisco Múnera, Obispo de San Vicente del Caguán 12.
Igualmente agradecemos al acompañamiento de la mesa del Señor Nuncio Apostólico Beniamino Stella, y de la Iglesia Católica de Colombia en cabeza de monseñor Alberto Giraldo, presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia y de monseñor Francisco Múnera, obispo de San Vicente del Caguán.
Desde el pasado lunes, el Alto Comisionado para la Paz ha estado definiendo este cronograma con las FARC, con el acompañamiento de las Naciones Unidas, de los embajadores de los 10 países amigos, del señor Nuncio Apostólico y de la Iglesia, representada por el Presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia.