nubarrón

(redireccionado de nubarrones)

nubarrón

s. m. METEOROLOGÍA Nube grande, espesa y oscura separada de las otras un nubarrón ha tapado el Sol pero pronto se irá.

nubarrón

 
m. Nube grande y densa.

nubarrón

(nuβa'ɼon)
sustantivo masculino
1. meteorología nube grande y oscura Durante la tarde unos nubarrones amenazaron en el cielo.
2. problema o complicación que amenaza un desastre Cuando se marchó mi padre vinieron los nubarrones.
Traducciones

nubarrón

cumulonembo, nembo

nubarrón

SMstorm cloud
Ejemplos ?
CONCLUSIÓN Es una noche lóbrega y oscura: no ilumina la luna el firmamento, y en la atmósfera impura densos vapores amontona el viento. De espesos nubarrones por su turbado azul lentos avanzan preñados escuadrones que el aire sorben donde el aire alcanzan.
La noche era nublada y soplaban ráfagas de viento. Por occidente se cernían negros nubarrones; de cuando en cuando un relámpago anunciaba la proximidad de una tormenta de verano.
Pero, del mismo modo que se van levantando los negros y cada vez más sombríos nubarrones, dejó caer su labor y miró fijamente a Naraniel a los ojos.
El murmullo del río humano que corría a mis espaldas se cambió para mis oídos alucinados en un sollozo infinito que iba a perderse en aquellos nubarrones plomizos y grises que encapotaban el cielo.
Y al dejar su ilusión seca y perdida, vana esperanza el porvenir le miente; sabe muy bien que esa esperanza es vana ¡sombra fugaz de su primer mañana! Cubierto de sombríos nubarrones un cielo en lontananza divisó, y un canto singular de maldiciones en sus bóvedas altas retumbó.
Tras negros nubarrones asomaba Pálido rayo de luciente luna Tenuemente blanqueando los peñascos Que de Chapultepec la falda visten.
La pared de montaña, que daba fondo a cuevas y chozas, perforada en dos o tres puntos, permitía observar el valle del lado opuesto, como por las aspilleras de un bastión; y en todas las otras direcciones no había más que precipicios, negros de selva. Arriba, como un ancho río azul, corría el cielo, mezclado con los nubarrones del Champaquí.
-¡Se está preparando una tormenta! -exclamó Juan, señalando hacia delante-. ¡Qué nubarrones más cargados! -No -respondió el compañero-.
Todo en Toledo reposa, Y negra, apiñada y junta Se vé la ciudad que á trechos Ya se oscurece ó se alumbra, Segun que los nubarrones Por ante los astros cruzan.
- I - Entre pardos nubarrones pasando la blanca luna, con resplandor fugitivo, la baja tierra no alumbra. La brisa con frescas alas juguetona no murmura, y las veletas no giran entre la cruz y la cúpula.
A poco rato tornose en humo confuso y denso, que en nubarrones obscuros ofuscaba el claro cielo; después, en ardientes chispas, y en un resplandor horrendo que iluminaba los valles, dando en el Tajo reflejos, y al fin su furor mostrando en embravecido incendio, que devoraba altas torres y derrumbaba altos techos.
A medida que el diablo hablaba, los nubarrones eran más densos y rugía con más fuerza el volcán, despidiendo torrentes de lava que formaban un lago a su alrededor.