Ejemplos ?
Los ejemplares jóvenes son conocidos como añojo cuando cumplen un año, eral cuando tienen más de un año y no llegan a los dos, utrero con más de dos años y menos de tres y cuatreño con más de cuatro y menos de cinco; todas ellas con su modo femenino para designar a las hembras. Se denomina novillo a la res vacuna macho y novilla a la hembra, de dos o tres años, especialmente si están sin domar.
Sansón responde: «Si no hubieseis arado con mi novilla, no habríais adivinado mi acertijo» Baja entonces a Ascalón, mata a treinta hombres, a los que roba sus vestidos, y se los da a los mozos.
Insistían en un grado especialmente alto de pureza en aquellos que oficiaban en la preparación de las cenizas de la Novilla Roja.
La novilla mágica tenía mal humor, de tal manera que Ilmarinen se ve forzado, una vez más, a destruirla y derretir sus pedazos en la forja.
Onibaba es un imponente, novilla violenta de una mujer que regaña regularmente e incluso agredan físicamente a su marido y que le gusta más que hacer su vida miserable, Yukiko y Takobo unen con frecuencia en física y psicológicamente abusar de su padre.
¿Y qué cosa más fuerte que el león? Si no araseis con mi novilla, Nunca hubierais descubierto mi enigma. 19(14-20) Y el espíritu de Jehová cayó sobre él, y descendió á Ascalón, é hirió treinta hombres de ellos; y tomando sus despojos, dió las mudas de vestidos á los que habían explicado el enigma: y encendido en enojo fuése á casa de su padre.
Cuando aplacado la diosa se hubo, sus rasgos cobra ella anteriores y se hace lo que antes fue: huyen del cuerpo las cerdas, los cuernos decrecen, se hace de su luz más estrecho el orbe, 740 se contrae su comisura, vuelven sus hombros y manos, y su pezuña, disipada, se subsume en cinco uñas: de la res nada queda a su figura, salvo el blancor en ella, y, con el servicio de dos pies la ninfa contenta se yergue, y teme hablar, no sea que a la manera de la novilla 745 muja, y tímidamente las palabras interrumpidas retienta.
De su esposa la llegada había presentido, y en una lustrosa 610 novilla el aspecto de la Ináquida había mutado él (de res también hermosa es).
-Pus se me ofrece que cuando fue al puerto la mi novilla se me feura que tenía el pelo colorao, y ahora le trae que tira algo a burreño...
¡Viva la josticia! ¡a la novilla de la mi vecina, que no puede con el rabo, le han puesto el segundo campano! -¡Callarvos, lenguatones!
Pos digo yo ahora: hay que tener en cuenta que el verano ha sío fatal; hoy que la ventisca, mañana que el aguacero, el pasto se ha reblandecío, y pue ecirse que el ganao no se ha visto limpio de despeño. De salú, bastante bien: sólo han fenecío una vaca de tío Pedro Meñique y una novilla de la viuda del Cevil .
Al verde Ida agitado acude, presuroso el pie, el coro: 30 furibunda a la vez, anhelante, errante avanza, de aliento carente, acompañada de su tímpano, Atis, por los opacos bosques conductora, igual que una novilla que evita el peso, indómita, del yugo; rápidas, a su conductora de apresurado pie siguen las galas.