normalidad

normalidad

1. s. f. Condición de normal la bolsa ha recuperado la normalidad; ya respira con normalidad. anormalidad
2. QUÍMICA Concentración por litro de una disolución expresada en equivalente de la sustancia disuelta.
3. con toda normalidad loc. adv. Sin salirse de lo habitual compórtate con toda normalidad y todo saldrá bien.

normalidad

 
f. Calidad o condición de normal.
quím. Término químico utilizado para expresar la concentración de una disolución. Indica el número de equivalentes gramo de soluto contenidos en un litro de disolución.

normalidad

(noɾmali'ðað)
sustantivo femenino
cualidad y situación de lo que se acomoda a ciertas normas o características habituales hablar con normalidad
Traducciones

normalidad

normality

normalidad

normal

normalidad

normal

normalidad

正常

normalidad

正常

normalidad

Normální

normalidad

normal

normalidad

Normaali

normalidad

일반

normalidad

Normal

normalidad

ปกติ

normalidad

SFnormality, normalcy (EEUU)
la situación ha vuelto a la normalidadthe situation has returned to normality o normal
se comportaba con total normalidadhe was behaving perfectly normally
el acto discurrió con toda normalidadthe ceremony passed off without incident
Ejemplos ?
2.- Los actos individuales o colectivos que de algún modo turben la normalidad de la producción o atenten contra ella, serán considerados como delitos de lesa patria.
Es obvio que la sociedad merece eficiencia; fallarle es reprochable. Ser eficiente es, y debe ser, la normalidad. Lo que de esta evaluación fundamentalmente me interesa es impulsar lo que falta y lo que sigue.
Artículo 9º En los casos de riesgo, siniestro o desastre, el Ejecutivo del Estado acordará la ejecución de acciones y programas públicos en relación a las personas, de sus bienes o del hábitat para el restablecimiento de la normalidad; para ello podrá disponer de los recursos necesarios, sin autorización previa de la Legislatura.
Por otra parte, sin embargo, quiero, si a usted le parece bien diferir un tanto cuanto con la idea de que en la crisis o en la normalidad los mexicanos no ahorran, eso no es cierto, y curiosamente a veces quienes más ahorran es la gente con menos recursos; si usted se asoma, como estoy seguro que lo hace, con frecuencia a los asentamientos humanos irregulares donde vive la gente, por lo menos en el medio urbano más pobre, usted ahí puede observar un claro efecto de ahorro por parte de esa población, esa gente está destinando a veces hasta la mitad de su ingreso disponible para hacerse de un activo, para hacerse de una casa y eso no es otra cosa, sino ahorro.
Una de las aspiraciones colectivas más claras que tenemos los mexicanos, pues, es el de construir una democracia plena, arribar a una normalidad democrática donde los asuntos políticos...
Ante esa realidad, yo sé que en estos momentos de entusiasmo revolucionario era fácil prohibir el juego con armas de orden psicológico, pero que cuando el país volviera a su normalidad nos íbamos a encontrar que el juego de nuevo volvería a aflorar por el hábito, por el desempleo que hay y que tardará algún tiempo en resolverse, y porque, sobre todo, el juego es una costumbre y las costumbres no desaparecen de la noche a la mañana.
Cuando se da un proceso electoral y ocurren ciertos resultados contrarios al partido al cual pertenece el Presidente, pues, al Presidente se le destaca como un Presidente demócrata, pero si gana el partido el cual pertenece el Presidente, entonces ya no es tan democrático el Presidente; bueno, esto es muy injusto, absolutamente injusto, y esto refleja que todavía tenemos que construir esa normalidad democrática y todos tenemos que estar comprometidos con la democracia...
El proceso de elaboración que seguiría por imperio de las circunstancias de la época, iba a ser el inverso al previsible para tiempos de normalidad.
Fortalecer nuestro Estado de Derecho; construir una democracia plena, adquirir, lograr esa normalidad democrática que anhelamos todos los mexicanos.
El Gobierno Federal tiene la seguridad de que las medidas hacendarías que ya se han empezado a poner en práctica harán que en breve vuelva la normalidad.
El Ministerio de Defensa pasa a ejercer la dirección del control de la circulación aérea general en todo el territorio nacional hasta tanto existan garantías de que se recupera la normalidad en la prestación de sus servicios por los controladores aéreos civiles.
Quiero también expresar en este mensaje mi reconocimiento a los medios de comunicación por la forma responsable y madura con la que han estado informando a la población y al mundo de nuestra situación, para ubicar los problemas en su debida proporción: la tragedia es grande, pero la capital de México no está arrasada; la capital de México, en grandes segmentos, está volviendo a la normalidad, y, si bien lamentamos profundamente los daños y las pérdidas de vidas, tenemos que informar que la mayor parte de la ciudad de México sigue en pie y sus habitantes siguen también, de la misma manera, en pie y afrontando la tragedia con un vigor extraordinario.