nona

nona

1. s. f. HISTORIA Última de las cuatro partes en que dividían los romanos el día, que comprendía desde la hora novena hasta la puesta del Sol.
2. RELIGIÓN Sexta hora canónica del oficio divino en el rezo eclesiástico.
3. s. f. pl. HISTORIA, RELIGIÓN Días 7 de marzo, mayo, julio y octubre, y 5 de los demás meses, en el antiguo cómputo romano y en el eclesiástico.

nona

 
f. Última de las cuatro partes iguales en que los romanos dividían el día artificial.
liturg. En el oficio eclesiástico, última de las cuatro horas menores.

nona

('nona)
sustantivo femenino
oficio religioso que se celebra alrededor de las tres de la tarde Concurrieron a la iglesia para rezar la nona.
Ejemplos ?
9ª La nona es de advertir, quando el que se exercita anda en los exercicios de la primera semana, si es persona que en cosas spirituales no haya sido versado, y si es tentado grosera y abiertamente, así como mostrando impedimentos para ir adelante en servicio de Dios nuestro Señor, como son trabajos, vergüenza y temor por la honra del mundo, etc.; el que da los exercicios no le platique las reglas de varios spíritus de la 2ª semana; porque quanto le aprovecharán las de la primera semana, le dañarán las de la 2ª, por ser materia más subtil y más subida que podrá entender.
Y ellos fueron. 5 Salió otra vez cerca de las horas sexta y nona, é hizo lo mismo. 6 Y saliendo cerca de la hora undécima, halló otros que estaban ociosos; y díceles: ¿Por qué estáis aquí todo el día ociosos?
La Asamblea General recomienda asimismo que los Estados Miembros de las Naciones Unidas informen al Secretario General, en la próxima sesión de la Asamblea, qué medidas han tomado de acuerdo con esta recomendación. Quincuagésimo nona reunión plenaria, 12 de diciembre de 1946.
Hecho el trato, a las doce se acostaron; matan la luz, empiezan las quimeras, y ocho postas seguidas galoparon sin dar paz a riñones ni a caderas; mas luego que la nona comenzaron paró la moza sus asentaderas, porque la pobre ya más no podía.
La hora de nona había pasado hacía largo tiempo; y el sol próximo al ocaso, doraba con sus últimos rayos la ciudad querida de sus abuelos, la hermosa Sunamitis cantada por la lira de Salomón, que alegre y risueñas se extendía sobre dos colinas acariciada por las tibias brisas de la primavera.
También le injuriaban los que con él estaban crucificados. 33. Llegada la hora sexta, hubo oscuridad sobre toda la tierra hasta la hora nona. 34.
Jesús le dijo: «Yo te aseguro: hoy estarás conmigo en el Paraíso.» 44. Era ya cerca de la hora sexta cuando, al eclipsarse el sol, hubo oscuridad sobre toda la tierra hasta la hora nona.
les dijo: "Id también vosotros a mi viña, y os daré lo que sea justo." 20.5. Y ellos fueron. Volvió a salir a la hora sexta y a la nona e hizo lo mismo. 20.6.
1. Pedro y Juan subían al Templo para la oración de la hora nona. 2. Había un hombre, tullido desde su nacimiento, al que llevaban y ponían todos los días junto a la puerta del Templo llamada Hermosa para que pidiera limosna a los que entraban en el Templo.
De la misma manera le injuriaban también los salteadores crucificados con él. 27.45. Desde la hora sexta hubo oscuridad sobre toda la tierra hasta la hora nona. 27.46.
3. Vio claramente en visión, hacia la hora nona del día, que el Ángel de Dios entraba en su casa y le decía: «Cornelio.» 4. El le miró fijamente y lleno de espanto dijo: «¿Qué pasa, señor?» Le respondió: «Tus oraciones y tus limosnas han subido como memorial ante la presencia de Dios.
gr., el número nueve, en el cual el cuarto es una parte suya, pero no por eso podemos decir qué parte de cantidad sea; uno bien pueden caberle, porque es su nona parte, y tres también, porque es su tercera; pero unidas estas dos partes suyas, es, a saber, la nona y la tercera, esto es, una y tres, distan mucho de toda la suma, que es nueve.