nimbo


También se encuentra en: Sinónimos.

nimbo

(Del lat. nimbus, nubarrón.)
1. s. m. Disco o círculo luminoso que rodea la cabeza de algunas imágenes religiosas como símbolo de santidad. aureola
2. METEOROLOGÍA Capa de nubes, formada por la aglomeración de cúmulos, que presenta un aspecto uniforme.
3. Círculo luminoso que rodea una cosa hoy la Luna tiene un nimbo a su alrededor.
4. Círculo que rodea la cabeza del emperador en algunas medallas romanas.
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.

nimbo

 
m. Aureola (círculo luminoso).
Círculo que en ciertas medallas romanas rodea la cabeza del emperador.
meteor. Nube baja, oscura, de aspecto uniforme, llamada actualmente nimboestrato. Su símbolo es Nb.
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.
Sinónimos

nimbo

sustantivo masculino
Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos Vox © 2016 Larousse Editorial, S.L.

nimbo:

aureolahalo,
Traducciones

nimbo

nembo, nimbo

nimbo

Nimbus

nimbo

nimbus

nimbo

nimbus

nimbo

Nimbus

nimbo

نيمبوس

nimbo

Nimbus

nimbo

Nimbus

nimbo

Nimbus

nimbo

후광

nimbo

Nimbus

nimbo

SM
1. (Arte, Astron, Rel) → halo
2. (Meteo) → nimbus
Collins Spanish Dictionary - Complete and Unabridged 8th Edition 2005 © William Collins Sons & Co. Ltd. 1971, 1988 © HarperCollins Publishers 1992, 1993, 1996, 1997, 2000, 2003, 2005
Ejemplos ?
Iba cubierto con una vestidura de cristal, con una armadura de espejos en la que se reflejaba el sol, rodeándolo con un nimbo de deslumbrantes rayos.
Aníbal Galindo, en su prc- cioso libro Batallas de la libertad compulsa, con hábil y severo criterio, los documentos y juicios históricos, haciendo resur- gir de los campos de Junín y de Ayacucho un nimbo de gloria para Sucre.
Siempre girando en la extensión vacía, siempre herido del vértigo y sin nimbo, unas veces se alzaba, otras caía, cual si quisiera amedrentar al mundo!
Y la luz de los cirios me parecía el fulgor de su aureola, y el humo del incienso un místico nimbo, que iba a arrebatarla de la tierra a las celestes regiones.
Maravillaba tánta memoria en esa cabecita rubia, de toques grises como la seda sin cardar, cuyos bucles en tirabuzones se esfumaban en nimbo de gloria.
Obsequios, galanterías, todo género de rendidas finezas, no daban resultado alguno. Sarito había olvidado la risa que le cavaba hoyuelos, la benigna acogida que hermosea la faz con un nimbo de gozosa irradiación.
Cabellos de oro puro no como esos de tono pajizo que usurpan hoy día la bella denominación del oro, sino cabellos de un oro como tejido con rayos de sol o bañados en un ámbar extraño; cabellos que encuadraban su rostro con un nimbo de san­ta y, al mismo tiempo, con la fascinación de una pecadora.
La reviste el peligro de un nimbo familiar, y aun en su tierno abrazo que quiere desmentir sus crímenes, parece al evocarlos, oír culatas de fusiles que van a ejecutar.
Para unos, el poeta del pueblo es maravilla; para otros, un inútil parásito holgazán; y nimbo aquí de gloria, y allá tal vez mancilla, por todos anda puesto del precipicio a orilla, y de algo inverosímil reputación le dan.
La Humanidad refinada en sus gustos se extasía al sumir su olfato en el nimbo invisible que envuelve sus corolas; los ojos femeniles se entornan al contemplarlas, sintiendo que un mundo nuevo de sensaciones y anhelos despierta en su interior.
Es tal el nimbo que para la mayor parte de las personas rodea a la palabra anarquismo, de tal modo la acompañan con violencias dinamiteras y negaciones radicales, que es peligroso decirles que el cristianismo es, en su esencia, un ideal anarquista, en que la única fuerza unificadora sea el amor.
Un nimbo de oro circundaba el disco del sol que se levantaba sobre el horizonte enviando a torrentes sus vívidos rayos sobre la húmeda tierra, de la que se desprendían por todas partes azulados y blancos vapores.