nimbar

(redireccionado de nimbada)

nimbar

v. tr. Poner una aureola alrededor de la cabeza de una persona o de una imagen el pintor nimbó los ángeles que aparecían en el cuadro.

nimbar

 
tr. Rodear de aureola [una figura o imagen].
Ejemplos ?
Es un cáncer tu erotismo de absurdidad taciturna, y florece en mi saturna fiebre de virus madrastros, como un cultivo de astros en la gangrena nocturna. Te llevo en el corazón, nimbada de mi sofisma, como un siniestro aneurisma que rompe mi corazón...
Su vida profesional está nimbada de verdadero prestigio, porque ha hecho de la Escuela un centro vital, desde el cual ha salido una campaña tenaz en favor del resurgimiento parroquial.
Riobamba, la ciudad coronada de nieve y nimbada del coloso Chimborazo, tuvo su oficial pundonoroso en el Capitán César Edmundo Chiriboga González, quién hizo vibrar el sentimiento cívico ecuatoriano, con sus palabras verdaderas sentencias de heroicidad, al recriminar a sus enemigos cuando se vio solo y le intimaban rendición.
Su emblema era el águila nimbada de San Juan que portaba en sus garras el yugo y las cinco flechas, simbolizando el mandato de la protección de los valores e ideales franquistas.
Además, este símbolo representado por un águila real pasmada, de sable, nimbada de oro, con el pico y las garras de gules, y un halo de oro fue incluido a su escudo de armas tras la unificación de las Coronas de Castilla y Aragón.
Lista de población por entidades: Gráfico demográfico de Masquefa entre 1717 y 2006 Escudo losanjado: de argén, un monte de sinople moviente de la punta cargado de un agnus Dei tumbado reguardando de argén, nimbada de oro, portando la banderola de gules con una cruz plena de argén y el asta cruzada de oro, y en la cima un castillo de azur abierto.
San Juan Apóstol y Evangelista era el santo de devoción personal de Isabel la Católica, de lo cual la reina dejó constancia en su escudo de armas con la inclusión del águila nimbada del discípulo de Jesucristo.
Se la encuentra acompañada de accesorios, bastante frecuente coronada, o como en la fig. 4, nimbada de plata (auroleada de blanco, se dice también " diademada ") teniendo una espada de lo mismo (blanca también).
La Virgen, que aparece vestida con túnica acampanada y un manto, irradia un halo y presenta una corona nimbada portada por dos ángeles.
Cristo está representado en actitud orante ante unas rocas, con la cabeza alzada y nimbada, arrodillado y con las manos enlazadas.
En un escudo de ese año el águila que simboliza a Juan el Evangelista aparece nimbada y no coronada, sin duda debido a que aún no había sido coronada como reina de Castilla, suceso que tendría lugar en Segovia a fines de 1474.