nieve

(redireccionado de nieves)
También se encuentra en: Sinónimos.

nieve

(Del lat. nix, nivis.)
1. s. f. METEOROLOGÍA Fenómeno atmosférico que consiste en la caída de pequeños cristales agrupados de agua congelada que llegan al suelo en forma de copos blancos la nieve es frecuente en las zonas de gran altitud .
2. literario Suma blancura de una cosa la nieve de su piel relucía entre el oscuro terciopelo.
3. argot Alcaloide obtenido de las hojas de la coca que se utiliza como droga y estupefaciente o como anestésico en medicina. cocaína
4. METEOROLOGÍA Nevada, nieve caída de una vez y sin interrupción.
5. s. f. pl. METEOROLOGÍA Período de tiempo en el que nieva mucho durante las nieves los niños se dedican a esquiar.
6. s. f. MINERALOGÍA Defecto de una piedra preciosa que afecta a su transparencia, en joyería.
7. TELECOMUNICACIONES Pequeñas manchas o puntos intermitentes que se observan en el televisor debido a interferencias o debilidad de la señal.
8. Méx., Cuba, P. Rico Polo, sorbete de helado.
9. nieve carbónica QUÍMICA Anhídrido carbónico sólido de color blanco que se usa como refrigerante.
10. nieves eternas, permanentes o perpetuas METEOROLOGÍA Las que, por estar a gran altura, no se derriten nunca.
11. nieve ventisquera GEOLOGÍA Masa granulosa y llena de burbujas de aire que está en un estadio intermedio entre la nieve y el hielo.

nieve

 
f. med. amb. Forma más común de la precipitación de hielo producido por la congelación del vapor de agua en las nubes.
Temporal en que nieva mucho.
quím. nieve carbónica Dióxido de carbono en estado sólido. Se emplea, comercialmente, como refrigerante de los alimentos y helados, en especial durante su transporte.

nieve

('njeβe)
sustantivo femenino
1. meteorología precipitación en forma de gotas de lluvia heladas nieve densa
2. blancura de una cosa Era más blanco que la nieve.
3. imagen defectuosa de puntitos blancos y oscuros que se ve en el televisor por falta de señal u otros problemas Gira la antena se ve mucha nieve.
4. cocaína La cocaína es conocida como nieve o perico.
Sinónimos

nieve

sustantivo femenino
(América) helado, sorbete.

nieve:

cocaína
Traducciones

nieve

snow

nieve

ثلج, ثَلْج

nieve

сняг

nieve

neu

nieve

sníh

nieve

sne

nieve

Schnee

nieve

neĝo

nieve

برف

nieve

lumi

nieve

neige

nieve

שלג

nieve

हमपत

nieve

snijeg

nieve

nieve

salju

nieve

snjór

nieve

neve

nieve

雪, ゆき

nieve

nieve

nix

nieve

sniegas

nieve

sniegs

nieve

sneeuw

nieve

snø

nieve

śnieg

nieve

neve

nieve

zăpadă

nieve

sneh

nieve

sneg

nieve

снег

nieve

snö

nieve

theluji

nieve

หมะ, หิมะ

nieve

kar

nieve

сніг

nieve

nieve

tuyết

nieve

nieve

SF
1. (Meteo) → snow
nieve abundante o copiosaheavy snow
copo de nievesnowflake
las primeras nievesthe first snows, the first snowfall
nieve artificialartificial snow
nieve en polvopowdery snow
nieves perpetuasperpetual snow
2. (Culin) a punto de nievestiff, beaten stiff
batir a punto de nieveto beat until stiff
3. (LAm) (= polo) → ice lolly; (= sorbete) → sorbet, water-ice
4. (= cocaína) → snow, coke
5. (TV) (= interferencia) → snow

nieve

f. snow; Mex. ice cream.
Ejemplos ?
Allí desagua el Picun-lefu, ó Río del Norte, que corre al pie de una colina elevada, trayendo en la primavera las aguas de las nieves de la cordillera.
En un momento Arregló sus negocios Conforme al concebido pensamiento, Y a las diez poco más de una mañana Salió sobre una yegua jerezana Más ligera que el viento, Y tres días después desde la altura Del cano Guadarrama De Madrid contemplaba la llanura, Donde sus nieves pródiga derrama.
Adiós, adiós, te queda, ya tu mar no veré cuando amorosa, mansa te ciñe y leda, como delgada seda breve cintura de mujer hermosa; Ni tu cielo esplendente, de purísimo azul y oro vestido, do sospecha la mente si en mar de luz candente la gran masa del sol se ha derretido; Ni tus campos herbosos, do en profundo ambiente me embriagaba y, en juegos amorosos, de nardos olorosos la frente de mi madre coronaba; Ni la altiva palmera, cuando en tus apartados horizontes con majestad severa sacude su cimera, gigante de las selvas y los montes; Ni tus montes erguidos, que en impío reto hasta los cielos subes, en vano combatidos del rayo circuidos de canas nieves y sulfúreas nubes.
Sus tupidas selvas cubiertas de madera fina y de alta calidad para toda clase de cultivos, fue el motivo de que los que la conocían se enamoren de estas tierras, y que con la reforma agraria quedaron baldías y quien quería trabajarlas podía hacerlo, así comenzaron a venir don Salomón Vivanco, Valtazar Saldivizca y sus familias quienes se ubicaron a las riveras izquierda y derecha de la quebrada Las Lajas, después de la invasión peruana comenzaron a venir los Señores Javier Zapata y familia, Don Pedro Sarango y familia, Adolfo Nieves y familia, Prof.
MEDICINA TRADICIONAL.- En la Parroquia existen algunas curanderos entre los que señalan a don Zoilo Vidal a quien lo apodaban “Coleguita”, don Adolfo Nieves, Don Luis Pitizaca apodado don “Quichimbo”, Luis Fernández y Santos Rodríguez, quienes eran necesarios cuando existía un enfermo a la hora de un parto, para salvar la vida de la madre y al niño.
Pasáronse las flores del verano, el otoño pasó con sus racimos, pasó el invierno con sus nieves cano; las hojas que en las altas selvas vimos cayeron, ¡y nosotros a porfía en nuestro engaño inmóviles vivimos!
Ninguno copiaba modelos gastados o envejecidos; pues la Naturaleza, ese monstruo que, según la Bruyere, goza en devorarse a sí mismo, no envejece nunca y en cada nuevo sol, la autora, el océano, la soledad imponente de los bosques, las maravillas del cielo, sereno o tempestuoso, los crepúsculos, el canto de las aves que convierten en arpas los árboles, el volcán con sus nieves eternas, las montañas con sus ventisqueros pavorosos, y las llanuras con alfombra de mieles cuajadas de espigas, todo cuanto decora y puebla nuestra vivienda universal, parece que nace en las montañas para esconderse y dormir bajo el manto estrellado de la noche.
Hacía algunos años, los dos compinches, entre las nieves del Himalaya, aturdieron a palos a un espía prófugo de la policía in-glesa.
-¡Ah!- quedé pasmado mientras Alicia me decía: -Sí, por aquí también anda que anda y anda el conejo relojero, la reina de las barajas, la tontuela de Blanca Nieves, la muy hipocritona de Cenicienta dándole vuelo a la hilacha en los bailes, como Rosita Alvírez de los corridos mexicanos o la dama de Sevilla que va a la Ermita de San Simón.
En el brocal del pozo saltaban esos pájaros gentiles que llaman de las nieves, al pie de la tapia balaba una oveja tirando de la jareta que la sujetaba, y por el fondo nublado del cielo iba una bandada de cuervos.
Le había preguntado a la Bella Durmiente del Bosque, a Ricitos de Oro, a Caperucita Roja, a Blanca Nieves, a Cenicienta, al Gato con Botas, a Pulgarcito y hasta al Lobo Feroz, que ya se había vuelto bueno, pero todos ignoraban su paradero.
Estas Cordilleras que se desprenden como brazos abiertos desde la Cordillera Occidental de los Andes, dan a la zona un carácter fisonómico muy pintoresco, recordando vivamente, dice Teodoro Wolf, a los Alpes de la Suiza, faltando solamente las nieves perpetuas en las cimas empinadas para hacer una analogía completa.