nieta

Búsquedas relacionadas con nieta: anoche
Traducciones

nieta

nepino

nieta

neta

nieta

внучка

nieta

Enkelin

nieta

vnučka

nieta

barnebarn

nieta

tyttärentytär

nieta

unuka

nieta

nipote

nieta

孫娘

nieta

손녀

nieta

wnuczka

nieta

sondotter

nieta

หลานสาว

nieta

cháu gái

nieta

孙女
Ejemplos ?
La Argentina es eso que describía la abuela de Vernet, en 1929. Yo, señor presidente, soy nieta de españoles, presidenta de la República Argentina.
Oh en un tiempo de los siglos demasiado anhelados nacidos, héroes, salud tened, de los dioses el linaje, oh de sus madres buena 23a progenie, salud tened de nue 23b A vosotros yo a menudo, con mi canción, a vosotros os apelaré, y a ti, tan eximiamente por estas teas felices acrecido, 25 de Tesalia el baluarte, Peleo, al que Júpiter mismo, el mismo de los dioses genitor, concedió sus amores, ¿acaso a ti Tetis no te tuvo, bellísima Nerina? ¿Acaso a ti Tetís no te concedió que te llevaras a su nieta, y el Océano, el que de mar todo rodea al orbe?
Incluso los millonarios no tenían asegurado que su nieto no se convirtiese en un vagabundo sin hogar o su nieta se viese forzada a una vida de vergüenza.
/ Roque Sánchez de la Capellana. Otorgantes del Poder son, también, estos cofrades: Eugenio López de la Nieta. / Pedro Sánchez Montañés.
Releyendo viejas cosas y evocando cosas idas, entre amarillentas rosas y epístolas desvaídas, Encontrarás al acaso entre coplas del camino, como en el fondo de un vaso roto una mancha de vino. Al oído de la nieta tu voz de abuela hablará: –Son los versos de un poeta que no sé si existe ya...
La señora rectora, nieta de la nada por su padre Adán...
El garbanzo. 39. Hermanos. 40. El reloj de torre. 41. La madre, la hija y la nieta. 42. El escarabajo. 43. El altramuz. 44. El botón.
La nieta se mesaba los cabellos, acusándose como autora de todo por su descuido; la gente arremolinábase en la calle asustada por la fuerza del incendio.
La persona a quien se dirigía era su nieta, hermosa niña de doce años, que dormía profundamente en el cuarto inmediato al de su abuelo.
La hija de mi hija, mademoiselle Voissart, se casó con monsieur Croissart, y luego la nieta de mi hija, mademosille Croissart, se casó con monsieur Froissart.
-Me contestó primero con un suspiro, y luego, animándose, añadió: -Sí, soy yo; y pues tengo la dicha de que alguien me escuche, referiré mi triste historia. Nieta de aquellos famosos perros a quienes Cervantes enseñó a expresar sus pensamientos en castellano, Dios ha permitido que heredase de ellos tan hermoso privilegio.
Porque su taimada abuela echó de ver que tales juguetes y gracias, en los pocos años y en la mucha hermosura de su nieta, habían de ser felicísimos atractivos e incentivos para acrecentar su caudal; y así, se los procuró y buscó por todas las vías que pudo, y no faltó poeta que se los diese: que también hay poetas que se acomodan con gitanos, y les venden sus obras, como los hay para ciegos, que les fingen milagros y van a la parte de la ganancia.