neurastenia

Búsquedas relacionadas con neurastenia: neurosis

neurastenia

(Del gr. neuron, nervio + astheneia, debilidad.)
1. s. f. SIQUIATRÍA Enfermedad nerviosa caracterizada por depresión, dolores de cabeza y fatiga.
2. SICOLOGÍA coloquial Estado síquico de profunda depresión, tristeza e inestabilidad emocional le ha dado neurastenia por los exámenes .
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.
Traducciones

neurastenia

neurasthénie

neurastenia

Neurasthenie

neurastenia

neurastenia

neurastenia

神经衰弱

neurastenia

神經衰弱

neurastenia

Neurastenie

neurastenia

neurasthenia

neurastenia

NEURASTENI

neurastenia

SF
1. (Med) → neurasthenia (frm), nervous exhaustion
2. (fig) → nerviness, excitability
Collins Spanish Dictionary - Complete and Unabridged 8th Edition 2005 © William Collins Sons & Co. Ltd. 1971, 1988 © HarperCollins Publishers 1992, 1993, 1996, 1997, 2000, 2003, 2005

neurastenia

f. neurasthenia, term usu. associated with increased irritability, tension, and anxiety, accompanied by physical exhaustion;
___ angiopáticaangiopathic ___;
___ grave___ gravis;
___ precozpraecox ___;
___ primariaprimary ___;
___ pulsativapulsating ___.
Spanish-English Medical Dictionary © Farlex 2012
Ejemplos ?
La medicación cacodílicofosforada en el tratamiento de la neurastenia, comunicación presentada al Congreso de la Asociación Española para el progreso de las Ciencias.
Medios que pueden ponerse en práctica por el Estado, corporaciones o particulares para auxiliar a los estudiantes que no dispongan de medios de fortuna (Valencia, 1905); La medicación catodilítico-fosfatada en el tratamiento de la neurastenia Congreso de la Asociación Española para el progreso de la Ciencia (Zaragoza, 1908); Orientación de la juventud ante el problema religioso (Valencia, 1910); Los crímenes del caciquismo: la tragedia de El Pobo.
Cabe indicar eso sí, que en algunos países europeos a los pacientes con burnout se les diagnostica con el síndrome de neurastenia (ICD-10, código F 48.0) siempre que sus síntomas estén asociados al trabajo, en concordancia con la lógica de planteamientos presentes en algunas investigaciones, quienes la vinculan con el síndrome de burnout, considerándolo, por lo tanto, como una forma de enfermedad mental.
A su vez separó, las psiconeurosis de las neurosis actuales (y agrupó entre estas últimas a la neurastenia, la neurosis de angustia y la hipocondría.
La tristeza de la paz (1910) La procesión de los días (1914) Luz de luna (1915) Acotaciones de un oyente (Crónicas parlamentarias, 1916) Volvoreta (1917), adaptada al cine por José Antonio Nieves Conde en 1976 Las gafas del diablo (1918) Ha entrado un ladrón (1922) Tragedias de la vida vulgar (1922), antología de cuentos El secreto de Barba Azul (1923) Visiones de neurastenia (1924) Unos pasos de mujer (1924) Las siete columnas (1926) Relato inmoral (1927) El hombre que se quiso matar (1929)...
Durante el siglo XIX y comienzos del siglo XX, se diagnosticó "neurastenia" o "sistema nervioso débil" a pacientes que en casi su totalidad eran mujeres.
En 1907 Binswanger se graduó como médico en la Universidad de Zúrich y en su juventud trabajó y estudió con algunos de los mejores psiquiatras de la época, como Carl Gustav Jung, Eugen Bleuler y el neurólogo Sigmund Freud. Visitó a Freud (el cual había citado la obra sobre neurastenia de su tío Otto) en 1907 junto a Jung.
Henri Ellenberger calificó la experiencia de Jung como una «enfermedad creativa» y la comparó con el mismo período para Freud, al que definió en términos de neurastenia e histeria.
Nunca tan productivo como Lenin o Mártov, el comienzo de la enfermedad de su esposa en 1898, que acabaría con su vida ocho años más tarde, hizo que su actividad disminuyese aún más. Él mismo sufrió intermitentes ataques de neurastenia.
Lino Buffa que pintaba "casas a domicilio", y hasta unas "píldoras tónico genitales" que aseguraban ser una "cura milagrosa de neurastenia", son algunos ejemplos.
Durante este periodo tanto La Colbran como Rossini jamás lograron encajar del todo y se constituyeron en un matrimonio lleno de desavenencias domésticas. En 1837 Isabella y Rossini dejaron París para vivir en Italia donde el compositor sufrió de neurastenia.
Del magisterio de este último da cuenta su poema de 1887 «Amparo» y la colección poética Flores de muerto (1887), que se inspira en el Cementerio de Torrero de Zaragoza. Estos temas relacionados con la neurastenia y el malditismo son desarrollados en El desván (1889).