neurasténico

Búsquedas relacionadas con neurasténico: neurotico

neurasténico, a

1. adj. SIQUIATRÍA De la neurastenia los síntomas neurasténicos son muy variados.
2. adj./ s. SIQUIATRÍA Que padece neurastenia.
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.

neurasténico, -ca

(newɾas'teniko, -ka)
abreviación
que padece o está relacionado con un estado de debilidad psicofísica síntomas neurasténicos
Kernerman English Multilingual Dictionary © 2006-2013 K Dictionaries Ltd.
Traducciones

neurasténico

nevrastenico

neurasténico

ADJ
1. (Med) → neurasthenic
2. (fig) → neurotic, nervy, excitable
Collins Spanish Dictionary - Complete and Unabridged 8th Edition 2005 © William Collins Sons & Co. Ltd. 1971, 1988 © HarperCollins Publishers 1992, 1993, 1996, 1997, 2000, 2003, 2005
Ejemplos ?
Mientras que Mirbeau había sido cada vez más atraído por las narraciones sin trama convencional, sin estructura lineal (ver El Jardín de los suplicios y Los 21 días de un neurasténico), con su nuevo proyecto tenía que dar una gran cantidad de explicaciones para contextualizar la trama de su libro, como si la historia fuese inteligible.
Reumático, setentón y neurasténico, terminó por acostumbrarse a la irregularidad de los Irzubeta, que le pagaban los alquileres de vez en cuando.
Confíese usted en mí: yo he venido a lo mismo y yo sé lo que son los nervios. Usted viene neurasténico, duerme mal, está malhumorado.
Meynard era un buen mozo, de buena familia, con algunas cruces ganadas en las colonias -en la obra de la civilización-. Era algo bruto, algo borracho, algo neurasténico, algo estafador.
–¿Sería por eso que hubo una temporada, a los dos o tres años de haberte casado, que anduviste tan malo, tan preocupado, neurasténico?, ¿cuando tuviste que ir solo a aquel sanatorio?
El hecho de que haya sido generoso con usted no quiere decir que lo sea con nosotros. Además, es un neurasténico que no sabe lo que da de sí.
Esto turba la serenidad grandiosa del alma y hará de ti un neurasténico, sujeto al cambio del clima, a las fases de la luna, al humor de los demás.
Aunque su tarea de decir cosas graciosas no puede compararse, en utilidad y en trabajo y en desgaste, a la de decir cosas legalmente atinadas, usted está neurasténico y en pocos días voy a dejarlo como nuevo.
En ópera, Juan José Gurrola dirigió La noche de un neurasténico de Nino Rota, El teléfono de Giancarlo Menotti, Emilio y Emilia de Ernst Toch, Cavalleria rusticana de Pietro Mascagni, Pagliacci de Ruggero Leoncavallo, Orestes parte de Federico Ibarra, El prisionero de Luigi Dallapiccola.
Libre de la necesidad de ganarse el sustento por primera vez en su vida pero nuevamente neurasténico e incapaz de trabajar, se trasladó a Francia en 1909, instalándose primero cerca de Burdeos con Dan y Mártov y más tarde en París.
Su mal carácter y su vanidad lo aislaron de todas sus relaciones y antiguos amigos, y poco a poco se cerró más aún sobre sí mismo. Esto acabó alterando su salud y durante los últimos años de su vida se convirtió en neurasténico e irascible.
Bohemia triste Madrágora La torería La Reconquista Bestezuela de amor Del Huerto del Pecado La estocada de la tarde La Turbadora Memorias de un neurasténico Mi alma era cautiva Las Cortes de la Muerte San Sebastián Cyterea La Pantera Vieja La vejez de Heliogábalo, 1912.