necio

(redireccionado de necios)
También se encuentra en: Sinónimos.

necio, a

(Del lat. nescius .)
1. adj./ s. Ignorante, que desconoce lo que debería saber se burlaron de él porque es un necio. burro, imbécil, tonto
2. Que es obstinado sin razón es un necio incapaz de reconocer que se equivoca. terco
3. adj. Que se hace con ignorancia u obstinación tu necia respuesta sólo agrava el problema. imprudente

necio, -cia

 
adj.-s. Que no sabe lo que podía o debía saber.
Imprudente, terco y porfiado.
adj. Díc. también de las cosas ejecutadas con ignorancia, imprudencia o presunción.

necio, -cia

('neθjo, -θja)
abreviación
que es ignorante y obstinado persona necia
Traducciones

necio

Tor

necio

傻瓜

necio

傻瓜

necio

바보

necio

/a
A. ADJ
1. (= tonto) → foolish, stupid
2. (Méx) (= terco) → stubborn, pig-headed
3. (Andes) (= displicente) → peevish
4. (Andes, Caribe, Cono Sur) (= quisquilloso) → touchy, hypersensitive
5. (CAm) [enfermedad] → hard to shake off
B. SM/Ffool
Ejemplos ?
Esta alegría no nace sino de la consciencia de las virtudes propias: solo el fuerte puede estar alegre, solo el justo, solo el temperante. ¿Qué dices? Dices ¿los necios y los malos no disfrutan? No más que los leones que han cogido su presa.
Yo no acostumbro á ocuparme de estos pobres espíritus, que abandonan caritativamente sus negocios por ocuparse de los agenos; pero á los desocupados como á los gaceteros, les recordaré á mi vez con Cervantes el cuento de aquel loco de Sevilla, que hinchaba los perros con un cañuto, y dándoles una palmadita en la barriga cuando ya los tenia hinchados, preguntaba á los necios que le miraban: «¿Pensarán vuestras mercedes ahora que es poco trabajo hinchar un perro?» ¿Pensarán Vms, digo yo á mis preguntadores,que así se escriben poema como se hilvanan los chismográficos cuentecitos de sus gacetillas?
Y es mejor dormir en ella del vino la exaltación, en deliciosos ensueños de pasajero vapor, que comer maíz en tortas y el alcuzcuz y el arroz, y emborracharse con opio, trepando luego a un balcón, para excitar en la mente delirio fascinador, que al cabo ataca los nervios y oscurece la razón, y torna a los hombres locos o necios, que es lo peor.
Mi propuesta fue aceptada por algunos grupos que han estado trabajando para realizar la idea, luchando continuamente con las dificultades de la miseria y con la carencia de libros apropiados para las escuelas, pues que, como es sabido, las obras editadas por la Escuela Moderna de Barcelona, fueron quemadas por mandato de los necios gobernantes españoles.
Contaremos en todo momento con la experiencia de los viejos militantes de nuestro Partido, aquellos que en el sector campesino, en el sector obrero, en el sector popular, han luchado largamente y con denuedo por obtener mejorías no sólo económicas, sino también políticas y de todo orden para quienes representan. Sólo los necios rechazan la experiencia acumulada.
Había dicho Favonio que la guerra civil era peor que la más dura tiranía; y Statilio, que al varón sabio y prudente no le era lícito por causa de los malos y de los necios arrojarse en los peligros temerosos.
El uno aprobaba la tiranía y no las guerras civiles, por no padecerlas, como si la tiranía no fuera la peor guerra civil y ya vitoriosa. El otro decía que el varón sabio no se había de arrojar al riesgo por los necios y malos.
Ésta no constituye más que una serie de actos incoherentes y sin importancia, 3 1-11, que concluyen con la vejez, 12 1-7, y con la muerte. Ésta afecta igualmente a sabios y a necios, ricos y pobres, animales y hombres, 3 14-20.
Satel•lio Quadrado, un perseguidor de los ricos necios y, ya no hace falta decirlo, adulador, y, esto que va junto con estas cosas, también “arrocero”, lo persuadió para procurarse gramáticos compiladores de palabras.
La cual, aun así, aunque con un solo Catulo no se contenta, 135 los raros hurtos soportaremos de mi vergonzosa ama para no demasiado ser, de los necios al uso, molestos.
Y luego, refiriéndose a la sofocada rebelión de Raña y Bernabé Rivera, expresa: “Los Representantes se sienten sumamente afectados, cuando tienen que contraerse a esos acontecimientos escandalosos que han tenido lugar en la Provincia, comprometiendo su sosiego, desacreditando sus principios, y poniendo casi en peligro su libertad; pero al ver que ellos han sido sofocados en su cuna, con la captura de los principales disidentes, se felicitan con el Gobierno, esperando que con la declaración que ha pronunciado la Junta, no habrá en adelante hombres tan osados, o tan necios que se atrevan a tomar el nombre de la Provincia para cubrir pretensiones innobles...
Como el papel de mártir, en defensa de una doctrina ó de un principio, pasó de moda, y los que se obstinan en des- empeflarlo alcanzan reputación de necios ó extravagantes, yo, que no aspiro á gloria de mártir, ni á fama de tonto, he te- nido que arriar bandera, amordazar mi conciencia y Dios me lo perdone, que sí me lo perdonará, teniendo en cuenta que he cedido ante fuerza mayor, ante la presión de la ley civil y de los encargados de administrar justicia.