nauseabundo

(redireccionado de nauseabundos)
También se encuentra en: Sinónimos.

nauseabundo, a

1. adj. Que produce náuseas los humos de la fábrica despiden un olor nauseabundo; no vayas allí, hacen una comida nauseabunda . repugnante
2. Se aplica a la persona que tiende a vomitar. nauseante
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.

nauseabundo, -da

 
adj. Que produce náuseas.
Propenso a vómito.
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.
Sinónimos

nauseabundo

, nauseabunda
Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos Vox © 2016 Larousse Editorial, S.L.

nauseabundo:

repugnanteasqueroso, inmundo, fétido, hediondo, repulsivo,
Traducciones

nauseabundo

misselijk

nauseabundo

nauseating, sickening

nauseabundo

ADJnauseating, sickening
Collins Spanish Dictionary - Complete and Unabridged 8th Edition 2005 © William Collins Sons & Co. Ltd. 1971, 1988 © HarperCollins Publishers 1992, 1993, 1996, 1997, 2000, 2003, 2005

nauseabundo-a

a. nauseous, that causes nausea.
Spanish-English Medical Dictionary © Farlex 2012

nauseabundo -da

adj nauseating
English-Spanish/Spanish-English Medical Dictionary Copyright © 2006 by The McGraw-Hill Companies, Inc. All rights reserved.
Ejemplos ?
Este es, quizá, el verdadero motivo que ha decidido a algunos aristócratas bien intencionados, a filantrópicos charlatanes burgueses y hasta a economistas agudos, a colmar de repente de elogios nauseabundos al sistema cooperativo, que en vano habían tratado de sofocar en germen, ridiculizándolo como una utopía de soñadores o estigmatizándolo como un sacrilegio socialista.
Esto el fundamento del texto, y debería ser parte de nuestra doctrina diaria, de nuestra vida que muchas se ve inmiscuida en turbias aguas con olores nauseabundos, olores de envidia e indiferencia.
y sigue tirando la basura de su Distrito, aledaños y de Buenos Aires, sin tratamiento. La ciudadanía por las noches soporta olores nauseabundos que emanan de ese basural a cielo abierto.
Su ciclópea boca de hinchados y gruesos labios dejaba ver una dentadura podrida; el espeluznante gris de sus ojos refulgía furibundo; los resoplidos que daba por su aplastada nariz eran nauseabundos.