naumaquia

(redireccionado de naumaquias)

naumaquia

(Del gr. naus, nave + makhe, lucha.)
1. s. f. HISTORIA Combate naval que se realizaba en la antigüedad clásica, como espectáculo, en un estanque o lago.
2. HISTORIA Estanque o lago en que se libraban estos combates navales simulados.
Traducciones

naumaquia

Naumachie

naumaquia

naumachia

naumaquia

naumachie

naumaquia

naumachia

naumaquia

naumachia

naumaquia

naumachia
Ejemplos ?
Gracias a Suetonio y a su obra Vidas de los doce césares (Claudio, XXI, 12­14), sabemos que los naumachiarii (los combatientes en las naumaquias), saludaron al emperador antes del combate con una frase que posteriormente se haría famosa: Morituri te salutant ('Los que van a morir te saludan').
Durante los juegos, Claudio también hizo representar naumaquias para inaugurar los trabajos de drenaje del lago Fucino, al igual que muchos otros juegos públicos y espectáculos.
La propuesta del "Naumon" se inició con una tetralogía anfibia; una serie de representaciones en los puertos que visitó el barco, a veces en cubierta (Naumaquias) y otras en la bodega del buque (Matrias), y en ocasiones en la ciudad visitada (Terramaquias).
Para más información, véase Las primeras naumaquias. Séneca, filósofo estoico, comenta en su Apocolocyntosis divi Claudii que su voz no pertenecía a ningún animal terrestre, y que sus manos también eran débiles; Sin embargo, no tenía ninguna deformidad física, y los historiadores están de acuerdo en que todos estos síntomas ayudaron a su ascenso final al trono.
Las dimensiones de estas dos piscinas no permitirían la celebración de naumaquias, ni siquiera en su versión simplificada: la de Mérida mide 18,55 x 3,70 m.
En consecuencia, aun suponiendo que el Coliseo hubiese dispuesto de una piscina análoga antes de las obras de remodelación, habría que suponer que para representar las naumaquias se haría desbordar ligeramente la piscina a fin de dar la impresión de una capa de agua que cubría toda la superficie de la arena que rodeaba los dos barcos.
Entre la celebrada por César y la de Augusto y entre esta y la de Claudio, transcurrió alrededor de medio siglo. Por el contrario, las seis naumaquias siguientes, que en su mayoría se celebraron en anfiteatros, se celebraron en 30 años.
Por otra parte, las naumaquias necesitaban de medios considerables para su realización, superiores incluso a los necesarios para la celebración de los mayores combates de tropas, por lo que los espectáculos de naumaquias se reservaban para ocasiones excepcionales, estrechamente ligadas a las celebraciones del emperador, sus victorias y sus monumentos.
Para la inauguración del Coliseo, en 80, Tito ofreció dos naumaquias, una celebrada en la piscina de Augusto, en la que se enfrentaron varios miles de hombres; la otra en el nuevo anfiteatro (Dión Casio, LXVI, 25, 1-4).
Image:Piazza Navona.JPG Piazza Navona (Roma); de forma alargada por corresponder a la planta de un circo de época romana clásica, permitía celebrar naumaquias.
Tácito nos ofrece una descripción del espectáculo que allí pudo verse: Así pues, las naumaquias eran espectáculos más sangrientos aún que las luchas de gladiadores, que implicaban menos efectivos, y en los que los combates no terminaban sistemáticamente con la muerte de los vencidos.
Para ser más exactos, el nacimiento de las naumaquias está estrechamente ligado a la aparición, ligeramente anterior, de otro espectáculo, el «combate de tropas», que enfrentaba no a parejas de combatientes, sino a dos pequeños ejércitos.