napolitano

(redireccionado de napolitanos)

napolitano, a

1. adj. De Nápoles, ciudad italiana.
2. s. Persona natural de esta ciudad.
3. adj. HISTORIA Del antiguo reino italiano de Nápoles.
4. s. HISTORIA Persona natural de este antiguo reino.
5. adj. BOTÁNICA Se aplica a una variedad de higos de piel negra y carne sabrosa, así como a la higuera que los produce.
6. s. m. LINGÜÍSTICA Dialecto del sur de Italia, que se habla en Nápoles y su región.
7. Bollo, por lo general relleno de crema.
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.

napolitano -na

 
adj.-s. De Nápoles, antiguo reino y actual ciudad de Italia.
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.
Traducciones

napolitano

neapolitanisch

napolitano

napoletano

napolitano

Napolitanska

napolitano

/a
A. ADJof/from Naples, Neapolitan
B. SM/FNeapolitan
los napolitanosthe Neapolitans, the people of Naples
Collins Spanish Dictionary - Complete and Unabridged 8th Edition 2005 © William Collins Sons & Co. Ltd. 1971, 1988 © HarperCollins Publishers 1992, 1993, 1996, 1997, 2000, 2003, 2005
Ejemplos ?
Su madre, Angela Crocetti (Barra; apellido de soltera), era ama de casa y su padre, Gaetano Crocetti, era barbero. Su padre era de Montesilvano, Pescara, Abruzzo, y su madre tenía ancestros napolitanos y sicilianos.
Sin embargo, el corsario musulmán Dragut se instaló en la isla y atacó Italia, llegando incluso a apoderarse de los pueblos napolitanos de Pozzuoli y Castellammare.
Así ganó la batallas de Nápoles, Ceriñola y Garellano a Carlos VIII de Francia con los Tercios de Flandes. Por ello, y a pesar de la oposición de los napolitanos, decidió traer la Virgen desde Nápoles a España.
Mazzini acusó al gobierno británico de haber pasado información sobre esta expedición a los napolitanos, y el Parlamento británico investigó el tema.
Pero, bajo estas circunstancias, Metternich no tuvo dificultad en convencer al rey para que un ejército austríaco marchara hacía Nápoles "para restaurar el orden". La campaña que siguió dio poco crédito tanto a los austríacos como a los napolitanos.
El Papa encomendó a Isidoro a su salida de Roma, ocurrida el 20 de mayo de 1452, una tropa de 200 arqueros napolitanos que fueron puestos de inmediato a disposición del emperador.
Los monarcas napolitanos hicieron buen uso de la posición defensiva de la ciudad y Gaeta fue conocida como la «llave de Nápoles», como se demostró con su captura por el Gran Capitán en la Batalla del Garellano.
Desde 2007 hasta 2011 su director artístico fue el director de orquesta Riccardo Muti, que durante su mandato quiso enfocar el programa en los compositores napolitanos del siglo XVIII, presentando óperas de Domenico Cimarosa, Giovanni Paisiello o Saverio Mercadante.
En el siglo XVIII, Carlos de Borbón (el futuro Carlos III de España) fue reconocido como rey de Nápoles y de Sicilia y, al dejar Nápoles por España, los Borbones napolitanos (Borbón-Dos Sicilias) siguieron usando el título de Jerusalén, igual que hacían los Borbones de España, y así han llegado ambas líneas hasta el presente.
En efecto, Fernando II cambió la actitud preocupado por los acontecimientos revolucionarios que estaban desarrollándose en Sicilia y envió una delegación a Turín para alinearse con la Casa de Saboya y pedir ayuda para sofocar la revolución. Carlos Alberto, aunque era aliado de los napolitanos, mantuvo una posición cautelosa, lo que disgustó profundamente al Borbón.
Los orígenes del fútbol en Nápoles se remontan a 1904, cuando de la mano del inglés William Poths, empleado de la sede local de la compañía naviera británica Cunard Line, y de dos napolitanos, el ingeniero Emilio Anatra y el médico Ernesto Bruschini, se fundó el Naples Foot-Ball & Cricket Club.
Finalmente, el 19 de septiembre de 1799 las tropas francesas abandonaron la ciudad, que fue tomada por los napolitanos el día 30 del mismo mes esta vez de forma definitiva.