Ejemplos ?
Estarán obligados á llevar en los barcos de vapor ó á remolque las tropas, las municiones, los presos y los géneros que los dos Gobiernos quisieren enviar, mediante una gratificación equitativa, que se .fijará cuando la experiencia hubiese demostrado el monto del gastó necesario para efectuar este servicio.
No habrá excepción a este principio sino en lo relativo a las municiones de guerra, como son las armas de toda clase, la pólvora, el plomo y las balas de cañón.
No habrá excepción a este principio, sino en lo relacionado a las municiones de guerra, como son las armas de todas clases, la pólvora, el plomo y las balas de cañón.
No habrá excepción a este principio sino en lo relativo a las municiones de guerra, como son las armas de toda clase, la pólvora, el plomo, y las balas de cañón.
escaseandole ya las municiones, ocupó otros desfiladeros de cuya cima descargó quantas piedras se le presentaban, en tanto que la Caballería picandoles con teson la retaguardia, los sableaba á su discrecion impunemente.
Esta movida del alto concepto de vuestra felicidad os dirige todos los auxilios necesarios para perfeccionar la grande obra que habéis empezado y que continuando con la heroicidad que es análoga a vuestros honrados sentimientos extermine esos genios díscolos dueños de nuestro suelo y refractarios a los derechos de vuestra respetable sociedad. Dineros, municiones y tres mil patriotas aguerridos son los primeros socorros con que la Exma.
— El Señor Sub Inspector Comandante de Artillería aprontará todas las municiones que pueda necesitar ésta, y las de cartuchos de fusil, carabina y pistola para conducir de repuesto a la tropa empleada, y a la de Caballería de Milicias las armas que ha de recibir en este Fuerte, como para remitir 75 carabinas, 200 espadas con cinturones y 200 pistolas al Comandante de las Conchas, con las correspondientes municiones y cartucheras, para las milicias de caballería que se reúnan en aquel puerto.
Para completar la victoria deshaciendo a los enemigos que van huyendo en completa dispersión he mandado, dos destacamentos de ciento cincuenta hombres cada uno bajo las órdenes de los capitanes don Francisco González de la Peña y don José Fernando de Hontaneda, a quienes se ha dado la instrucción que a la letra es como sigue: Derrotados los enemigos por la gloriosa victoria que consiguieron ayer los amos del Rey que están a mi cargo sin municiones para un solo obús aunque se hallan...
— El escuadrón de Voluntarios de Caballería de la frontera más inmediata a las Conchas, acudirá a dicho paraje donde se le proveerá del armamento y municiones en la forma referida en el artículo 11, y se mantendrá esperando órdenes vigilando la costa desde luego hasta la punta de los Olivos.
— Los ayudantes de la Plaza, sirviéndose de las compañías de Pardos y Morenos, harán reunir en las inmediaciones de este fuerte todas las carretillas con sus caballos para que sirvan en las conducciones que se ofrecerán de armas municiones, etcétera.
En la tarde del 30 una bomba produjo la explosión del principal depósito de municiones, y como apenas quedaban per- trechos se resolvió, en junta de guerra, que el brigadier Bel- trán abandonase la plaza i ara reunirse con Cabrera, enco- mendándose al brigadier Castilla que con sólo dos compañías permaneciese entreteniendo al enemigo, y autorizándole i ara capitular cuando considerase que ya Beltrán, con su gente, es- taba libre de ser batido en la retirada.
El artículo suprimido concedía al Gobierno Norteamericano el libre tránsito de personas y cosas por el Istmo de Tehuantepec, y prevenía un arreglo para el paso de tropas y municiones de los Estados Unidos, siempre que el Gobierno de ese país tuviera ocasión de enviarlas de una parte de su territorio a otra situada en el lado opuesto del Continente.